Gobierno de Colombia y mineros negociarán sobretasa al carbón, ¿qué pasa si no hay acuerdo?

Este miércoles, dos de noviembre de 2022, el ministro de Hacienda y Crédito Público de Colombia, José Antonio Ocampo, aseguró que se negociarán cambios a sobretasa al carbón contemplada en la reforma tributaria que se tramita actualmente en el Congreso de la República.

Tal y como lo informó Valora Analitik, Ocampo se dirigió en la plenaria de la Cámara de Representantes sobre lo que el gobierno está dispuesto a cambiar de la reforma tributaria que se discute en las plenarias del Congreso de la República.

De acuerdo con el funcionario, se siguen sopesando lo que sería los principales efectos de lo propuesto para el sector minero, que, como bien se ha dicho, es uno de los temas más complejos de la reforma tributaria.

¿Cómo está la sobretasa al carbón en la tributaria?

La sobretasa en la renta no tendrá puntos adicionales siempre y cuando, dice el proyecto de reforma tributaria, el precio promedio del respectivo año gravable se encuentre por debajo del percentil 45 de los precios promedio mensuales de los últimos 120 meses (diez años), sin incluir el precio de los meses transcurridos en el año de la declaración.

Ahora, habrá una sobretasa al carbón de cinco puntos cuando el precio promedio del respectivo se encuentre entre el percentil 45 y 60 de los precios promedio mensuales de los últimos diez años, de nuevo: sin incluir el precio de los meses transcurridos en el año de la declaración.

Y, finalmente, habrá una adición de diez puntos cuando el precio promedio del respectivo año gravable ose encuentre por encima del percentil 60 de los precios promedio mensuales.

Pero ¿qué pasa si no hay acuerdo?

Varios líderes gremiales pertenecientes al sector minero, especialmente de la industria del carbón, han manifestado en reiteradas ocasiones que las nuevas cargas impositivas afectarían de manera tajante al sector y su desarrollo.

Un ejemplo de ello es el pronunciamiento de la Federación Nacional de Productores de Carbón (Fenalcarbón), que hizo un llamado al Gobierno Nacional y al Congreso de la República, frente a la fórmula propuesta para la sobretasa de renta sobre la producción de carbón, pues establece un umbral de precios altos por debajo de los costos de producción, afectando seriamente la continuidad de la industria.

“De acuerdo con la ponencia presentada para segundo debate, se establece que el umbral de precios altos para el carbón es a partir de los US$60/ton. Sin embargo, los costos operativos de la mayor parte de las operaciones mineras del país en promedio están sobre los US$90/ton en estos momentos”, explicó el gremio.

Agregó que el precio de los US$60/ton, no puede ser considerado ‘precio de bonanza’ para esta industria.

“Incluso, como lo hemos manifestado en anteriores oportunidades, este sector en muchos casos opera por debajo de sus costos de producción, porque son inversiones de largo plazo, que en periodos de precios ‘altos’ compensan sus pérdidas de los periodos de bajos precios”, manifestó Carlos Cante, presidente ejecutivo de Fenalcarbón.

Adicionalmente, Fenalcarbón advirtió que los índices internacionales de referencia -tomados en la propuesta- no reflejan las condiciones de mercado para más del 65 % de la producción nacional, pues desconoce las realidades del comportamiento de los precios de venta del país y no diferencia los tipos de carbones entre térmicos y metalúrgicos, y muchos menos las calidades entre estos.

En ese sentido, el gremio propone un ajuste teniendo en cuenta precios diferenciales por tipos de carbón y que los percentiles de sobretasa al carbón sean: mayor a 85 para la sobretasa del 5 % y mayor a 90 para la sobretasa de 10 %.

Los cuales reflejarían una mayor probabilidad de incidencia de los precios “altos” sobre los ingresos para industria del carbón del país, permitiéndole al Estado capturar mayores rentas sin inviabilizar la industria del carbón.

“Nuestro propósito es el de aportar de manera constructiva al análisis y al debate de este proyecto, basados en que una industria como la del carbón pueda aportar más al fisco en la medida en que sea más competitivo, con los efectos multiplicadores en la mejora de los indicadores de inversión nacional, generación de empleos de calidad, fortalecimiento del sector industrial derivado de este y aportes al desarrollo de sus cadenas de valor” concluyó Carlos Cante.

Por su parte, Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), precisó que “se mantuvo la no deducibilidad de las regalías y se pasó de un impuesto a las exportaciones, antitécnico, a una sobretasa al carbón de hasta diez puntos en renta para el carbón, que el Gobierno ha dicho debe ser aplicable solo para precios altos, pero cuando uno mira la redacción no es así, la sobretasa se aplicaría en precios normales de acuerdo con su promedio histórico. El efecto de estas dos medidas sigue manteniendo la tributación del sector minero colombiano en 90 %”.

Lo que está en riesgo con la tributaria

De los $13,3 billones que la industria minera invierte anualmente en bienes y servicios, tres de cada cuatro pesos se quedan en el país y uno de cada tres en sus áreas de influencia.

Asimismo, la ACM indicó que adicional a los impuestos y regalías, el sector invierte otros $180.000 millones al desarrollo social de las regiones en donde en 2021 se estima que 362.000 personas se han beneficiado de ella.

Solo en 2021 se otorgaron 1.896 becas educativas para educación superior y universitaria.

En el cuidado del medio ambiente, la industria minera destinó en el último año $638.269 millones en asuntos relacionados con el cuidado del aire, agua y reforestación. Además, el 75 % de las empresas productoras están alineadas con el Plan Integral de Gestión de Cambio Climático Nacional.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias