Potencial de gas en Colombia, ¿frenar la exploración sería error?

Recientemente, Colombia se ha visto expuesta a incertidumbre en materia energética, pues los constantes anuncios por parte del nuevo Gobierno del presidente Gustavo Petro sobre si firmar o no nuevos contratos de exploración y explotación de petróleo y gas -pese al potencial de gas en Colombia-, han sembrado dudas entre los inversionistas y actores del sector.

En este artículo no hablaremos del vaivén de la situación; en cambio, sí hablaremos del potencial de gas en Colombia para dimensionar un poco mejor la riqueza del país respecto a este energético.

Lo primero que hay que decir es que el gas natural representa el 16 % de la oferta energética colombiana y es utilizado por 33 millones de colombianos en sus residencias, así como por industrias, comercios y vehículos.

Esta industria, en cifras de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), aporta 1 % del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, emplea alrededor de 100.000 personas y contribuye con cerca de $1 billón al año en regalías.

Con base en esto, se espera que para el período 2022 – 2024 las inversiones asciendan a US$2.860 millones para actividades de exploración y producción tendiente a asegurar el abastecimiento de gas y así aprovechar la disponibilidad de este recurso para apalancar la transición energética.

En Colombia hay mucho gas natural

Colombia, actualmente, tiene reservas de gas natural descubiertas en yacimientos convencionales. De acuerdo con cifras de Canacol Energy, las reservas probadas actuales (3,16 terapies cúbicos -TPC-) garantizan la autosuficiencia del país durante 8,1 años a la tasa de consumo actual, es decir, hasta 2028.

Recomendado: Reforma tributaria en Colombia: ¿afectaría al sector de gas natural?

En este mismo escenario, si se incluyen las reservas probables y posibles también, el país tiene autosuficiencia durante 11,4 años a la tasa de consumo actual; es decir, hasta 2033.

En este punto, es válido contar de dónde sale el gas natural que los colombianos consumen día a día en diferentes actividades: el 98 % proviene de campos de producción de gas libre ubicados en la Costa Atlántica del país y de campos de producción asociada, gas y petróleo, ubicados en el Piedemonte Llanero, donde -por ejemplo- Ecopetrol tiene operaciones.

Otras opciones y usos

El 2 % restante se ha importado a través de infraestructura de importación de Gas Natural Licuado (GNL), con la Regasificadora del Caribe operada por SPEC LNG (filial de Promigas), y se ha utilizado exclusivamente para atender demanda de plantas térmicas de generación de energía a gas ubicadas en la Costa Atlántica, de acuerdo con el más reciente estudios de Naturgas.

Esta infraestructura, con capacidad de entregar hasta 400 millones de pies cúbicos por día (MPCD) se usa como almacenamiento de gas para dar respaldo a las plantas térmicas cuando haya una necesidad puntual en el sector eléctrico (como un Fenómeno de El Niño) y así mantener la confiabilidad del sistema.

Hay que tener en cuenta que el despacho de las plantas térmicas a gas siempre se hace, primero, con gas local o nacional, y solo en caso de no ser suficiente se procede a usar el GNL importado.

Según Canacol Energy, “un escenario en el cual no se consideren nuevas incorporaciones de reservas es irreal debido a que todos los años las compañías están realizando actividades de perforación e incorporan nuevas reservas de gas natural”.

Recomendado: Regasificadora del Pacífico, ¿Indispensable para Colombia?

La compañía agregó que “si asumimos que el país continúe incorporando reservas, al mismo nivel de 2020 (a pesar de que 2020 fue un año con menores niveles de inversión y perforación por la pandemia), Colombia tendría reservas de gas suficientes para abastecer la demanda actual durante 15 años más; es decir, para 2035”.

En suma, durante 2021, en Colombia se dio el mayor índice de incorporación de reservas en diez años, comprobando el potencial en recursos de gas que tiene el país.

Potencial del Gas GLP, ¿capacidad para exportar?

El presidente de la Asociación Gremial Colombiana de Comercializadores de Gas (Agremgas), Felipe Gómez, le explicó a Valora Analitik el potencial del GLP en Colombia:

Demanda de energía

En línea con información de la Transportadora de Gas Internacional (TGI), el crecimiento de la demanda de energía está relacionado con el crecimiento proyectado de la economía.

En este escenario, es clave disponer de energéticos con la confiabilidad necesaria para el suministro y que, a su vez, le aporten al proceso de transición energética en el que está embarcado el país.

Recomendado: Regasificadora del Pacífico, ¿Indispensable para Colombia?

Fuente: Canacol Energy

A diferencia de otros energéticos, el crecimiento de la demanda de gas natural mantiene un crecimiento, mientras que el de otros, ya sea por cuestiones regulatorias o de mercado, tiene mayores variaciones.

Estudios de TGI con el Centro Regional de Estudios Energéticos demuestran que el gas estará presente por los próximos 30 a 50 años.

“Así queramos acelerar la senda de descarbonización, el gas seguirá siendo el vehículo para lograrlo”, precisó la compañía.

Fuente: TGI

Recomendado: Gas GLP, de los energéticos con mayor impacto social en Colombia

De acuerdo con información de Canacol Energy, hay que tener en cuenta varios aspectos:

¿Qué viene para el sector de gas natural?

Colombia es un país con un potencial significativo en recursos exploratorios de gas, demostrado en varios estudios, entre los cuales se encuentran:

  • Informe de Naturgas 2022: Colombia tiene un potencial de hasta 60 terapies cúbicos (TPC), lo cual sería equivalente a para alrededor de 160 años de autosuficiencia energética
  • Informe Earth Science Research Journal / Universidad Nacional de Colombia y ANH, “Evaluación del volumen total de hidrocarburos y potencial por descubrir en Colombia 2012”: Potencial 354,5 terapies cúbicos, más de 120 veces las reservas actuales del país.

Según Canacol Energy, pese al inmenso potencial del gas natural que tiene Colombia, que le permite garantizar el autoabastecimiento por varias décadas, el Gobierno Nacional propone proyectos de importación de gas natural como: importar gas de Venezuela o la construcción de una segunda planta de regasificación, ubicada en el pacífico colombiano (Buenaventura, Valle del Cauca), para importar gas natural extranjero.

Recomendado: SPEC LNG: 5 años entregando confiabilidad energética en Colombia

La compañía le aseguró a Valora Analitik que el país debería priorizar el desarrollo de sus recursos antes de promover y preferir la importación de gas por los riesgos de pérdida de soberanía energética y aumento de precios a los consumidores.

Para TGI, Colombia debe continuar avanzando en la inclusión de energías renovables en el sistema; no sin antes asegurar las necesidades presentes, así como la confiabilidad energética para las generaciones futuras.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias