OCDE: economía colombiana se desacelerará “bruscamente” en 2023; BanRep seguirá aumentando tasas

De acuerdo con la OCDE, la demanda interna de Colombia se debilitará en 2023, “ya que la alta inflación, las tasas de interés y la incertidumbre pesan sobre los consumidores e inversores”. Foto: OCDE.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) ​prevé que la economía de Colombia se desacelerará “bruscamente” en 2023.

En su más reciente informe sobre Perspectivas Económicas, publicado este martes, 22 de noviembre, el organismo internacional pronosticó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia se desacelerará “bruscamente” pasando del 8,1 % en 2022 a un 1,2 % en 2023, y luego alcance el 1,7 % en 2024.

“El consumo y la inversión seguirán siendo moderados, ya que los hogares y las empresas se enfrentan a una inflación y unos tipos de interés elevados y a la incertidumbre sobre la situación económica”, indicó la OCDE.

En lo que atañe a la inflación, la OCDE prevé que este indicador puede superar el 10 % en 2022, no obstante, puede que vuelva gradualmente al rango objetivo del 2 % a 4 % para 2024.

El Banco de la República (BanRep) ha venido aumentando la tasa de interés en su lucha contra las fuertes presiones inflacionarias que ha registrado el país.

Al respecto, la OCDE espera que la política monetaria “siga siendo estricta, con un cese de los aumentos de la tasa de política una vez que se estabilice la inflación, y una cierta relajación de la política a partir de 2024”.

Asimismo, precisó que el aumento de los ingresos públicos reducirá el déficit presupuestario “según los planes de gasto actuales, que incluyen un aumento necesario del gasto social”.

Recomendado: OCDE entrega recomendaciones tributarias a Colombia en antesala a reforma: IVA y renta, protagonistas

Por lo anterior, la OCDE resaltó que “es necesario ampliar la cobertura de la protección social y simplificar el régimen del impuesto de sociedades para lograr un crecimiento más fuerte e inclusivo”.

¿Y la economía?

La OCDE afirmó que la economía colombiana “se está enfriando”.

Explicó que el crecimiento de la economía del país en la primera mitad de 2022 fue superior al 10 % interanual, impulsado por un consumo privado “vigoroso” que estuvo respaldado por una fuerte recuperación del empleo y el crecimiento del crédito al consumo.

Asimismo, destacó que la recuperación de la inversión también “aceleró su ritmo”.

Recordó que, en septiembre, la tasa de desempleo se ubicó en 10,7 %, “solo marginalmente por encima de los niveles previos a la pandemia”.

Entre tanto, los salarios en la manufactura y el comercio minorista aumentaron entre un 10 % y un 11 % interanual en agosto, “ligeramente por encima del aumento del salario mínimo del 10 % en 2022”.

Mientras que el consumo cayó en el tercer trimestre, la confianza del consumidor hizo lo propio en octubre.

Recomendado: Moody’s: Colombia deberá tener crecimientos del 3 % para evitar complicaciones fiscales

En lo que respecta a la inflación, la OCDE recordó que creció a 12,2 % en octubre, “y se está afianzando cada vez más, con la medida subyacente en 8,4 %”.

Así las cosas, la OCDE precisó que las expectativas de inflación a un año se sitúan en torno al 7 %, mientras que las expectativas a dos años apuntan a un 4,8 %.

Sobre el peso colombiano y su depreciación, que cayó casi un 10 % frente al dólar estadounidense solo en octubre, resaltó que ha provocado un aumento en el costo de las importaciones y la inflación.

A juicio de la OCDE, los mercados de gas y electricidad de Colombia “están desacoplados de Europa”.

Entendiendo esto, señaló que los precios regulados de la electricidad, la mayor parte de la cual se produce a partir de energía hidroeléctrica, “se reducirán entre un 4 % y un 8 % en 2023”.

“La crisis energética está afectando a Colombia principalmente a través del precio del petróleo (que representa un tercio de sus exportaciones), impulsando las exportaciones y los ingresos fiscales”, explicó la OCDE.

“Estos ingresos ayudarán a reponer el déficit acumulado del fondo de estabilización del precio de los combustibles (2 % del PIB en 2022 y 1,5 % en 2023), un esquema preexistente que ahora se utiliza para limitar el traspaso a los precios domésticos de los combustibles. Además, a partir de septiembre se han producido pequeños incrementos graduales en el precio regulado de la gasolina”, comentó el organismo internacional.

Crecimiento débil

De acuerdo con la OCDE, la demanda interna de Colombia se debilitará en 2023, “ya que la alta inflación, las tasas de interés y la incertidumbre pesan sobre los consumidores e inversores”.

Recomendado: Congreso aprobó conciliación de reforma tributaria de Colombia y pasa a sanción presidencial

Entre tanto, prevé un aumento en las exportaciones. Lo anterior debido a que el comercio exterior del país podría verse beneficiado de la mejora de la competitividad y la demanda de petróleo no ruso en las economías avanzadas.

En contra parte, prevé que las importaciones disminuirán hacia su nivel previo a la pandemia.

Sobre el consumo y la inversión aseguró que se recuperarán durante 2024 “cuando la inflación disminuya de manera más marcada y la política monetaria comience a relajarse”.

“Una desinflación más lenta, o un aumento de las tasas de interés más fuerte de lo esperado en las economías avanzadas, llevaría al banco central a impulsar las tasas de interés al alza y por más tiempo. Por el lado positivo, los precios más altos del petróleo generarían ingresos fiscales y de exportación adicionales”, subrayó la OCDE.

Políticas estrictas

La OCDE hizo énfasis en que la política monetaria se ha “endurecido significativamente” durante 2022, anotando siete aumentos consecutivos de al menos 100 puntos básicos cada uno.

“Se espera que el Banco Central de Colombia continúe elevando las tasas de política en 150 puntos básicos adicionales hasta principios del próximo año y luego las mantenga sin cambios hasta mediados de 2024”, subrayó la OCDE.

Entre tanto, afirmó que la mejora de los resultados fiscales “reforzará la confianza”, luego de haber pasado por varios años de grandes déficits fiscales.

Mientras que la deuda pública de Colombia alcanzó el 61 % del PIB en 2021, “por encima del ancla de deuda de mediano plazo del 55% estipulada en la regla fiscal”, afirmó que el gasto del Gobierno de Gustavo Petro anotará un importante aumento.

El organismo internacional señaló que el gasto de gobierno aumentará un 15 % en términos de valor en 2023, “debido a los bienvenidos aumentos en el gasto social”.

Recomendado: Fitch sobre reforma tributaria: no afecta pronósticos fiscales de Colombia en el corto plazo

“El aumento de los ingresos permitiría una consolidación fiscal gradual al tiempo que se mantendría espacio para apoyar a los más vulnerables”, indicó la OCDE.

En lo que respecta a la reforma tributaria que adelanta el Gobierno para Colombia, la OCDE espera que, en conjunto con la aprobada en 2021, “traigan cerca del 3 % del PIB de ingresos adicionales una vez que se implementen por completo para 2024”.

Otras consideraciones

Aumentar la cobertura y el monto de los programas de beneficios y pensiones en efectivo reduciría la pobreza y las desigualdades”, destacó la OCDE.

Así, señaló que en Colombia existe un margen adicional para mejorar el diseño del sistema tributario y de protección social, que se lograría reemplazando los cargos de seguridad social sobre los salarios del sector formal con ingresos tributarios generales para reducir la informalidad.

Reducir las barreras arancelarias y no arancelarias al comercio, comenzando por aquellos artículos donde las barreras actuales son más altas, impulsaría la productividad”, anotó la OCDE.

De igual manera, precisó que, a su juicio, “es necesario reducir gradualmente la dependencia del petróleo y el gas para la transición verde”.

Lo anterior, según la OCDE, tendría que ir acompañado de una mayor inversión en energías renovables y la eliminación gradual de los subsidios a los combustibles fósiles para reducir el consumo interno.

Recomendado: Reforma tributaria en Colombia: ¿afectaría al sector de gas natural?

Esto ayudaría a reducir las emisiones y diversificar la economía. Definir un cronograma para aumentar y expandir el impuesto al carbono, mientras se canaliza parte de los ingresos hacia los hogares de bajos ingresos, también apoyaría la transición verde”, concluyó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE).

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias