La megavía del Valle de Cauca que vuelve a tribunales para definir su futuro

Vía Mulaló - Loboguerrero en el Valle del Cauca
La megavía Mulaló - Loboguerrero se adjudicó en 2014, pero no ha podido iniciar obras. Foto: Gobernación Valle del Cauca
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

La megavía 4G entre Mulaló y Loboguerrero, en Valle del Cauca, completa ocho años sin poderse construir y todo apunta a que esta seguirá siendo su realidad por unos meses o años más.

El proyecto volverá a definir su futuro en un tribunal de arbitramento, aun cuando hace pocos meses otra instancia similar dio luz verde para iniciar las obras.

Así lo pudo establecer Valora Analitik, que conoció detalles de la nueva batalla jurídica entre la Concesionaria Nueva Vía al Mar (Covimar) -que hace parte de Corficolombiana- y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Concesionaria Nueva Vía al Mar de la vía Mulaló - Loboguerrero
Covimar, empresa de Corficolombiana, tiene a cargo el corredor Mulaló – Loboguerrero. Foto: Valora Analitik

De hecho, la información fue confirmada a este medio, tanto por el Gobierno Nacional como por voceros de Corficolombiana.

La nueva puja por la megavía Mulaló – Loboguerrero

Por un lado, el ministro de Transporte, William Camargo, le dijo a Valora Analitik que en la megavía Mulaló – Loboguerrero ya hay un laudo de un tribunal, que se emitió en mayo de este año.

Según el funcionario, esta instancia indicó que “el concesionario debe empezar las obras”. No obstante, confirmó: “Ellos instauraron otro tribunal por el tema del cambio en el cierre financiero”.

El ministro también dijo que la ANI “está haciendo la tarea que le corresponde en función de lo que el tribunal estableció”, lo que incluye un proceso sancionatorio, que “está ad-portas” de que se confirme.

De acuerdo con datos del laudo, Covimar buscaba que el contrato se terminara de manera anticipada, argumentando importantes demoras en la expedición de la licencia ambiental para el proyecto.

Y si bien esta solo se expidió seis años después de firmado el contrato, el tribunal acogió los argumentos de la ANI para dar continuidad a la ejecución del contrato.

Esto teniendo en cuenta que, en agosto de 2021, la licencia ambiental fue emitida, “dando cumplimiento a todas las condiciones contractuales para iniciar la fase de construcción”, según la ANI.

Nuevo tribunal de arbitramento

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Corficolombiana, Gustavo Ramírez, le explicó a Valora Analitik que el primer tribunal de arbitramento buscaba la terminación anticipada del contrato de la megavía Mulaló – Loboguerrero.

Y complementó diciendo que, con el nuevo proceso -que ya fue aceptado y está en evaluación-, el concesionario busca que se le reconozcan recursos adicionales para ejecutar el contrato.

Mapa vía Mulaló - Loboguerrero
La megavía Mulaló – Loboguerrero prevé intervenciones clave en el Valle del Cauca, incluyendo diversos túneles y viaductos. Fuente: Covimar y ANI

La idea es que se tengan en cuenta los valores actuales para realizar las obras, que han cambiado desde que se firmó el contrato (2015) y la actualidad.

Tal es la magnitud de la variación, que las pretensiones de Covimar para terminar la megavía se acercan a $1 billón, lo que llevaría el valor total del contrato a unos $3,5 billones.

Esta cifra busca cubrir los incrementos de precios que se han realizado en los últimos años, en temas como inflación, costos de construcción, pagos por mano de obra, entre otros.

Plan C del Gobierno para Mulaló – Loboguerrero

En medio de esta discusión, el ministro de Transporte afirmó que el proceso con este corredor “no ha sido el más adecuado”.

Incluso, dijo que, en una evaluación global, podría ser más conveniente desarrollarlo por obra pública o que sus recursos se lleven al componente férreo.

Audiencia pública de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI)
La ANI ganó un primer laudo contra Covimar, en el que se pedía la terminación anticipada del contrato. Esto fue negado por el primer tribunal de arbitramento. Foto: Archivo ANI

Eso sí, agregó: “Si mantenemos la intención de hacer ese proyecto, podríamos aplicar los recursos bajo un mecanismo diferente a la Ley 1508, pero tenemos que resolver, primero, el contrato que ya está adjudicado, con las reglas con las que inicialmente se estructuraron”.

Con una inversión billonaria, la megavía Mulaló – Loboguerrero impactará positivamente a 37.259 personas y generará unos 2.000 empleos directos e indirectos.

Además, con sus intervenciones, la movilidad para el transporte de carga que se dirige a los puertos del Pacífico se reducirá en una hora, en comparación con el recorrido Cali – Mediacanoa – Loboguerrero.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias