Se agrava situación en HidroItuango: sube alerta y ordenan evacuación

520

El fin de semana pasado se presentó un derrumbe en la cota de 650 metros en el proyecto HidroItuango que, aunque en una primera evaluación se descartó ser de gravedad, está generando un aumento en los niveles de alerta.

Una comisión de expertos internacionales conceptuó que ese derrumbe puede poner en riesgo el proyecto porque se trata de la montaña en la que se apoya la represa construida por Empresa Públicas de Medellín (EPM).

Por esta razón, fueron evacuados de manera preventiva los trabajadores de la empresa en la zona y se activaron los protocolos de emergencia en las poblaciones aledañas.

Jorge Londoño de la Cuesta, presidente de EPM, dijo que se han venido presentando movimientos de tierras paulatinos que han obligado a dicha evacuación, mientras se elevaron los niveles de emergencia y se ordenó de parte del Gobierno la evacuación preventiva de Puerto Valdivia, Tarazá, Puerto Antioquia y Cáceres en Antioquia.

Una comunicación del Gobierno fue dirigida a gobernadores y coordinadores de gestión del riesgo de Antioquia, Sucre, Bolívar y Córdoba y alcaldes de los diferentes municipios, en donde se específica y se tienen las alertas roja, naranja, amarilla y verde para las poblaciones de la zona de influencia del proyecto que “se verían afectadas frente al escenario en el que la presa pueda romperse”.

El directivo dijo que todavía no se ha definido si el movimiento de la montaña puede afectar la estructura de concreto que respalda la presa.

“En este momento es muy difícil definir cuál puede ser el movimiento de la montaña, lo que vimos hasta el sábado es que han sido movimientos de alguna proporción, pero que no ponen en riesgo el proyecto”, dijo desde Medellín.

Algunos de esos movimientos, agregó, van a remontar porque la capa vegetal que se ha movido no ha encontrado asentamiento, por lo cual se esperan más movimientos en la montaña que pueden ser en la zona de los túneles adyacentes al proyecto.

No hay “macrodesprendimientos”, pero hay movimientos que hacen pensar que se pueden presentar nuevos movimientos de la montaña en las próximas horas, dijo De la Cuesta.

Un escenario que puede ser crítico en su concepto y que se debe monitorear en la parte alta del vertedero es si el movimiento de tierra pueda afectarlo y, por ende, demorar o taponar el acceso al vertedero e impedir el paso del agua a través del mismo.

De acuerdo con el funcionario, por la casa de máquinas se están evacuando 1.300 metros cúbicos de agua por minuto y se espera que en un par de semana llegue la época de verano en el río Cauca que disminuiría su caudal y favorecería al proyecto.

Se presentan movimientos, aunque lentos, en la montaña, reiteró.

En unos 10 días se define por parte de EPM si se cierra la casa de máquinas y en un par de meses (uno o dos meses) se define si se abre uno de los túneles de salida para quitarle presión a la margen derecha de la montaña.

Con respecto a la venta de activos por $3 billones que autorizó hoy la Junta Directiva de la empresa, dijo que tiene como fin darle margen a la empresa para manejar eventuales necesidades de recursos para atender el evento de HidroItuango.

Esos recursos que serán liberados, detalló el gerente de EPM, se usarán porque el proyecto posiblemente no entrará en operación de acuerdo con el cronograma y no generará ingresos en el año 2019, pero la empresa sí tendrá obligaciones financieras por las cuales debe responder.