Retos del sector energético, según siete grandes empresas (segunda entrega)

686

El gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, resaltó que Hidroituango puede ofrecer energía al país lo más pronto posible y, en este sentido, “no solamente se necesita de todo el esfuerzo de EPM, sino también un acompañamiento institucional para que esto pueda darse en 2021”.

Dijo que otro reto es Electricaribe, que representa el 25 % del mercado nacional: “Si esa porción no funciona bien, afecta a todo el sector en su conjunto”.

Un tercer reto se está dando con el ingreso de energías renovables no convencionales, hará más robusta la matriz energética colombiana, pero le preocupa que no se haga en condiciones de neutralidad, sin desbalancear las reglas naturales del mercado.

Añadió que en el sector gas, no ve un problema en la oferta, pues hay suficientes reservas de gas y las exploraciones recientes le darán el suministro que estará demandando el país, pero en el tema de transporte hay una agenda por desarrollar, en particular en la confiabilidad.

Otro tema por considerar en el mediano y largo plazo es el de la generación distribuida, que obliga a las empresas a trabajar de forma colaborativa con otras industrias.

Gas Natural

El presidente de Gas Natural, Javier Fernández González, señaló que la infraestructura realizada por sector de gas en los últimos 20 años ha sido importante.

El principal problema está en la demanda, que ha caído en los últimos dos años, especialmente en gas vehicular.

“Brasil y México nos están tomando el relevo (…) A pesar de que la demanda ha caído, sí hay apetito por gas”.

Ese rezago del país se debe a tres retos: el sector debe trabajar de manera conjunta y homogénea, al regulador le falta más cercanía con las empresas y las políticas públicas.

Indicó que hay señales de recuperación del Gas Natural Comprimido Vehicular (GNCV), en gran medida por el retorno de la competitividad frente a los combustibles sustitutos.

“Nuestro reto es trabajar en el transporte masivo, recolector y en carga pesada”, dijo.

Comentó que Bogotá, dos municipios de Cundinamarca y Boyacá son los más contaminantes de Colombia, y el uso de carbón uno de los causantes.

Enel

El director de Enel Colombia, Lucio Rubio, afirmó que el sector de la energía eléctrica está experimentando una profunda transformación, pues la digitalización y el foco en el cliente cambiaran los paradigmas.

Mencionó entre las tendencias la urbanización para el 2050, ya que 6,3 billones de personas vivirán en las ciudades, la descarbonización y la electrificación.

Indicó que más de 175 GW adicionales de capacidad de energía renovable se registraron en 2017, se vislumbran mejoras ambientales en centrales térmicas, almacenamiento de energía, y las energías renovables no convencionales son un driver fundamental para responder a la demanda.

Con respecto a la electrificación, señaló que las ventas de vehículos eléctricos alcanzarán los 1,5 millones este año, impulsador por una expansión de la demanda de los hogares, industrias, y movilidad y alumbrado público.

La movilidad eléctrica representa hoy casi un 8 % de la demanda de energía mundial.

Como desafío en el corto plazo, comentó: telecontrol, automatización de la red, calidad del servicio, digitalización de cuentes, implantación de una plataforma comercial (e-commerce) y desarrollo producto u oferta en canal digital

En el mediano, observa nuevas tecnologías para el desarrollo de energías renovables no convencionales a gran escala, implementación de medición electrónica a los clientes, penetración de la generación distribuida y la coordinación con los operadores de la red.

En el largo plazo, enumeró la movilidad eléctrica, el rol activo de la demanda (sistema eléctrico desarrollado para responder a la demanda) y la política pública.

XM

La gerente de XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN), Noemí Arboleada, señaló que la transformación digital es uno de los grandes jalonadores de lo que está sucediendo en el sector de energía: “El cambio es alimentado por la tecnología”.

Sin embargo, enfatizó en que lo valioso será el ser humano y no lo que puede ser digitalizado o automatizado. Además, la economía donde solo uno gana tiende a desparecer, para darle paso a una economía incluyente.

“Nos enfrentamos a uno de los momentos de mayor transformación del sector eléctrico. Entonces, qué nos hace falta para ubicar al usuario en el centro de la actividad y poner la energía a su servicia, competencias, cultura, nuevos servicios y atender las necesidades de los nuevos usuarios”, expresó.

También comentó que se requieren ajustes al mercado de energía en Colombia para los nuevos retos, “que sea un mercado líquido de bajo riesgo, una formación eficiente de bajo precio y hay que avanzar en los contratos de largo plazo. La demanda jugará un rol importante con la generación distribuida”.