FMI eleva proyección de PIB del 2019 para Colombia y espera reforma fiscal

202

En la actualización de la versión regional del World Economic Outlook (WEO, por su sigla en inglés), el Fondo Monetario Internacional (FMI) decidió elevar su estimación de crecimiento económico para 2019 en Colombia.

El informe muestra ahora que la entidad multilateral calcula que el país crecerá 3,6% en el 2019 por encima del 3,3% que había informado en mayo pasado.

Para el presente año, la previsión de crecimiento económico nacional se mantuvo en 2,7%, cifra que fue revisada a la baja en marzo del presente año desde 3%.

En su reporte de hoy, el FMI dijo que en Colombia el crecimiento está “cobrando impulso con el consumo privado y las exportaciones

ganando algo de fuerza con el apoyo de una mayor demanda externa y de los precios del petróleo, así como el ciclo de flexibilización monetaria en curso”.

Añadió que es probable que la inversión privada repunte más adelante en el año ayudado por la reforma fiscal y la recuperación de los precios del petróleo. En el mediano plazo, dijo, las perspectivas de crecimiento son favorables, ayudadas por una mayor inversión en infraestructura.

Los riesgos
En otro documento sobre Colombia revelado por el FMI en las últimas horas, se advierte que “los riesgos globales han evolucionado en los últimos años. Si bien la perspectiva a corto plazo está mejorando, algunos riesgos externos han aumentado, incluidos los relacionados con una potencial reversión de los riesgos transfronterizos de integración”.

La exposición de Colombia a algunos de estos riesgos de cola ha aumentado, dijo el organismo.

El informe indica que, si bien la recuperación en curso del crecimiento mundial ha reducido algunos factores externos de riesgo a corto plazo, los mercados financieros mundiales son vulnerables a un ajuste brusco y repentino de los

condiciones como resultado de un aumento inesperado de la inflación y / o una escalada de las tensiones geopolíticas y de comercio.

“La exposición de Colombia a algunos de estos riesgos de cola ha aumentado en línea con mayor participación extranjera en el mercado de deuda del gobierno local”, dice el FMI.

Adiciona que, después de su gran reducción desde 2015, el actual

el déficit de la cuenta en 2017 es solo alrededor del 1 por ciento del PIB más alto que su nivel de mediano plazo.

La eliminación gradual de esta brecha será impulsada por un mayor crecimiento de las exportaciones no tradicionales en medio de algunos

mejora en el crecimiento de los socios comerciales.

A pesar del reciente aumento en los precios del petróleo, para el FMI, las exportaciones de petróleo disminuyen como porcentaje del PIB, ya que se espera que la producción de petróleo se mantenga moderada.

La mayor parte de la financiación del déficit en cuenta corriente provendrá de la inversión extranjera directa neta, con cierta moderación en las entradas netas de cartera en línea con la normalización esperada de la postura de la política monetaria de los EE. UU.

Finalmente, el FMI señala que hay limitado espacio de manejo de la política monetaria en un escenario con crecimiento por debajo de la línea base y la continua convergencia de las expectativas de inflación a la meta, mientras que el plan fiscal de mediano plazo de las autoridades apropiadamente pondrá la deuda pública en un camino descendente.