Baja en inflación abre la puerta a nueva baja en tasas del Banco de la República

236

El dato del Dane de Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró en julio una variación mensual de -0,13 %, muy inferior la expectativa de Bancolombia de 0,13 %, así como como a la del consenso del mercado (0,11 %).

La variación mensual de los precios al consumidor disminuyó 28 puntos básicos, frente a junio y 8 puntos, con respecto a igual mes del año pasado.

La inflación anual revirtió la tendencia alcista y se ubicó en 3,12 %. Destacó la entidad que julio ha sido el mes de 2018 con el registro más cercano al objetivo de mediano plazo del Emisor (3 %). 

El análisis del banco indicó además que un registro similar a este para el séptimo mes del año no se observaba desde 2003.

El Banco de Bogotá también comunicó que la inflación “sorprendió significativamente a la baja”, en contraste con la previsión de 0,12 % del consenso. Añadió que la magnitud de esos resultados podría llevar al mercado a descontar un nuevo recorte de tasa del Banco de la República.

Así mismo, mencionó que las proyecciones de inflación para el cierre del año seguramente serán revisadas a la baja. Hoy, el Emisor prevé 3,4 %, el consenso 3,3 %, igual que investigaciones económicas del banco. En todos los casos, indicó que se acercarán más a la meta de 3 %. 

En su más reciente decisión de política monetaria, la Junta Directiva del BanRep mantuvo la tasa de intervención, de forma unánime, en 4,25%.

El análisis de Bancolombia señaló que los codirectores mencionaron la tendencia alcista de la inflación en los meses siguientes, soportada en una aceleración del precio de los alimentos.

“Sin embargo, en julio este rubro sorprendió a la baja. Su alta volatilidad y el hecho de que responda a factores extra económicos hace que sea necesario recoger más información para determinar en qué medida el reporte de julio puede disipar el riesgo mencionado por la JDBR”, añadió.

Ante los resultados, Alianza Valores también mantiene su proyección de inflación para todo el 2018 en 3,50 % como resultado más probable. Y no espera más recortes adicionales sobre la tasa del BanRep.

“El IPC para julio en Colombia dio un freno en seco, para darle fin a dos meses de rebote. Con este resultado la inflación total se redujo del 3,20 % al 3,12 %, acercándose nuevamente al objetivo de política del Banco de la República. Sin embargo, mantenemos nuestra perspectiva de que (…) no existirán más cambios sobre la política monetaria, es decir, estabilidad de tasas en 4,25 %”, comentó.

Los analistas del Banco de Bogotá también habían comentado en su cuenta de Twitter que el optimismo del Banco de la República sobre la actividad económica y la inflación respalda la expectativa de la estabilidad de la tasa de interés por un tiempo.

Añadió el análisis de Bancolombia que la estabilidad de tasas también refleja la recuperación de la actividad productiva y los incrementos de tasas de interés en EE. UU. y de aversión al riesgo en los mercados globales.

En ese sentido, considera que la estabilidad de la política monetaria es la postura más apropiada no solo para el momento actual de la economía sino también para su comportamiento en el horizonte de política y para lo que está ocurriendo en la economía mundial.

Reconoció que es posible que el resultado de inflación del mes pasado lleve a que algunas voces se pronuncien a favor de un nuevo recorte de tasas.

“Creemos que tal posición es en este momento prematura, ya que es necesario determinar si la sorpresa bajista fue momentánea o puede perdurar, así como corroborar la dinámica productiva después de concluidas las elecciones. Por eso, que en la reunión de este mes no se tomen decisiones de tasas representa una pausa propicia para dilucidar estas inquietudes”, añadió.

Por último, Bancolombia identificó riesgos: una oferta más restringida de alimentos y una depreciación del tipo de cambio, que acelerarían los rubros del IPC de alimentos y de transables y la cotización del precio del petróleo, que mantiene elevada la inflación de los combustibles y de los regulados. 
Por tanto, estima una inflación para cierre de año de 3,4 %. En cualquier caso, el resultado de julio impone un riesgo bajista a esta proyección.
Gráficos Aliana Valores.