Puente Chirajara tuvo fallas de diseño, ratifica informe de expertos

413

 

Alberto Mariño, gerente de Coviandes, dijo hoy que la firma estadounidense Modjeski and Master confirmó que el tramo del puente Chirajara -en la vía Bogotá-Villavicencio- presentó problemas de diseño en uno de los tabiques que lo sostenían.

La primera hipótesis, y que al final se confirmó, fue la separación del tabique del lado sur de la estructura, lo que provocó el colapso.

Esa idea se confirma después de revisar los videos de la zona y tomar información del proceso de construcción de la firma Gisaico.

“El diseñador supuso que el tabique” soportaría el peso de la estructura, advirtió el directivo del concesionario que forma parte de Corficolombiana (Grupo Aval).

La primera conclusión, dijo, es que no hubo problemas en la cimentación del tramo del puente que se derrumbó porque después del accidente las bases quedaron prácticamente intactas.

En la segunda etapa de la investigación se reconstruyó el modelo de la estructura con la información brindada por el constructor. Allí se confirmó que los supuestos del diseñador no fueron acertados para el peso que debía soportar la estructura que colapsó.

Los expertos contratados recomiendan la demolición del tramo que quedó en pie, dijo Mariño.

Además, se reveló que, tanto las pruebas de campo, como el diseño de la cimentación, eran los adecuados para la magnitud de la construcción que debía soportar.

“Aun aplicando la norma vigente, la cimentación del puente cumple con los parámetros”, explicó el gerente del concesionario.

LA RECONSTRUCCIÓN

En el informe de los expertos se concluye que las nuevas obras que deberán iniciarse pueden usar los cimientos de los tramos que ya estaban concluidos.

Usar esos cimientos, dijo Mariño, le ahorrarán al constructor aproximadamente 12 meses en la nueva etapa de obra.

Para el inicio del nuevo proceso de construcción ya se reportó interés de cinco firmas internacionales.

El proceso de reconstrucción podría tardar entre 18 y 24 meses dependiendo de la firma que sea seleccionada.

Mariño dijo que el costo de la nueva obra y de su interventoría será completamente asumido por el concesionario, no por el Gobierno.

El costo de la nueva obra no fue revelado, pero dijo que será asumido una vez se resuelvan las reclamaciones ante la aseguradora.

Para el gerente de Coviandes, las características del contrato con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) no se modificarán, pero necesariamente habrá una ampliación del plazo.

A la fecha no se ha definido la fecha puntual para la implosión de la parte del puente que quedó en pie después del accidente.

Sin embargo, el directivo dijo que podría ser en mayo, aunque dependerá de que genere la menor afectación hacia aspectos económicos y turísticos de la región.