Tras caso de fraude, ValorAlta pidió irse de Bolsa de Colombia

351

A comienzos de la semana pasada se conoció una comunicación de la comisionista de bolsa ValorAlta denunciando a uno de sus excorredores de bolsa por un presunto caso de fraude con varios clientes por más de $10 mil millones.

Al conocer del caso, la Superintendencia Financiera envió a un equipo especializado para atender la contingencia a fin de evitar el daño a los clientes y al mercado bursátil en general.

Fuentes del mercado le revelaron a Valora Analitik que la firma recibió la orden de parte de la Superintendencia de limitar la realización de operaciones y de constituir un fondo para salvaguardar los recursos de sus clientes.

Entre los clientes de ValorAlta se encuentran varios de los más importantes operadores del mercado local. Entre ellos, Manuel Jara, quien tiene participaciones accionarias importantes en varias de las empresas que cotizan en la bolsa.

Desde el viernes pasado se venía rumorando en el mercado la posible salida de Felipe Muñoz quien había asumido la Presidencia de la comisionista hace apenas un mes, ignorando los problemas al interior de ella.

Ayer, la Junta Directiva se reunió de manera extraordinaria y decidió pedir a las autoridades nacionales inactivarse de sus operaciones en la Bolsa de Valores de Colombia.

Con la salida de ValorAlta se cierra uno de los capítulos más antiguos del mercado bursátil colombiano. La firma era la última sobreviviente de una saga de firmas que nació en la -desaparecida- Bolsa de Bogotá.

A través de este boletín, la BVC notificó al mercado sobre la inactivación de la firma.

ValorAlta emitió el siguiente comunicado hoy:

“Tal como comunicamos recientemente e informamos de manera inmediata a las autoridades competentes, ValorAlta S.A. y algunos de sus clientes fueron víctimas de prácticas indebidas por parte de Carlos Eduardo Suárez Gutiérrez, quien se desempeñaba en el equipo comercial de la firma.

Como consecuencia de las actuaciones que se han llevado a cabo para esclarecer los  hechos y la magnitud de los daños económicos sufridos, la Junta Directiva de ValorAlta, en su reunión extraordinaria del 12 de agosto de 2018, ha adoptado las siguientes resoluciones, con el interés de blindar y resguardar los recursos y la confianza que nuestros clientes han depositado en nosotros, así como en el mercado en general:

•          A partir de la fecha mencionada, ValorAlta S.A. ha decidido voluntariamente inactivarse, dejando de realizar temporalmente las actividades señaladas en la ley a las sociedades comisionistas de bolsa. Esta decisión ha sido debidamente informada a la Bolsa de Valores de Colombia y a la Superintendencia Financiera de Colombia.

•          ValorAlta S.A., con el propósito de atender las reclamaciones de clientes y terceros que de buena fe se presenten, constituyó una Provisión en sus Estados Financieros en cuantía de siete mil millones de pesos colombianos ($7.000.000.000,00).

Dichos recursos pasan a formar parte del balance fiduciario de la entidad, en el que se registran los recursos de nuestros clientes. Esta medida ha sido aceptada por la Superintendencia Financiera de Colombia y continuará bajo su permanente supervisión.

•          La firma comisionista designó como representante legal suplente a Andrés Uribe Arango, quien ha acompañado a la firma desde el inicio de esta coyuntura y se encargará de continuar con las investigaciones con la máxima diligencia posible para dar una pronta solución a la misma.

•          Así mismo, aunque los fondos de inversión colectiva son patrimonios independientes y, por lo tanto, se gestionan por separado de los demás recursos de nuestros clientes, así como de los propios de la compañía, el lunes 13 de agosto del año en curso, desde ValorAlta S.A. se ordenará la convocatoria extraordinaria de las asambleas de inversionistas de los fondos de inversión colectiva administrados por la Sociedad Comisionista (Money Market, Midas Alternativo e Inmobiliario) para que los clientes de dichos fondos adopten las decisiones a que haya lugar de acuerdo con sus respectivos reglamentos y la regulación aplicable.

•          ValorAlta S.A., durante esta coyuntura ajena a nuestra voluntad y en la cual hemos sido asaltados en nuestra buena fe, continuará bajo la supervisión de la Superintendencia Financiera de Colombia cumpliendo con sus instrucciones para salvaguardar los intereses de todas las personas y organizaciones de buena fe relacionadas con la firma.

•          La auditoría e investigaciones seguirán su curso y, así mismo, continuaremos colaborando con las autoridades en el esclarecimiento de los hechos ocurridos, así como en definir la magnitud del impacto frente a nuestros clientes, a la sociedad comisionista y sus accionistas, que han resultado víctimas de la situación.

•          Reiteramos a nuestros clientes y aliados que estamos tomando decisiones preventivas que blindan y resguardan los recursos y la confianza que han depositado en nosotros. Por esta razón, tomaremos las medidas necesarias para entregar a los clientes sus portafolios y recursos bajo los procedimientos establecidos.

•          Mantenemos abiertos y disponibles los canales de información para nuestros clientes con el propósito fundamental de atender sus inquietudes.

Los accionistas de ValorAlta S.A., además de reiterar su compromiso y lealtad con el cumplimiento de la ley, agradecen la confianza de nuestros clientes y de las autoridades en el manejo de esta coyuntura.

Continuamos trabajando a través de estas medidas encaminadas a salvaguardar y restablecer ordenadamente los derechos económicos de los clientes y terceros de buena fe relacionados con ValorAlta S.A. Comisionista de Bolsa, así como adoptar las medidas necesarias para reestablecer, en el menor término posible, las condiciones para retomar el curso normal de las operaciones de la firma”.