Precio del carbón llegó a nuevo máximo de 13 años

Imagen de Анатолий Стафичук en Pixabay

El carbón de referencia asiática (Newcastle 6.000 kc/kg) alcanzó este miércoles un nuevo máximo en 13 años, llegó a los US$163 por tonelada.

“Para una materia prima que se daba por muerta, los mineros de carbón australianos (y de otros países) están revolucionando este año”, manifestó un analista de Bloomberg.

Para más información de minería haga clic aquí.

Panorama global

Cabe recordar que las relaciones entre China y Australia se volvieron tensas el año pasado después de que Canberra impulsara una investigación internacional sobre el origen del coronavirus sin consultas diplomáticas previas, y Pekín acabara respondiendo con una serie de bloqueos comerciales sobre diferentes productos y materias primas, incluido el carbón.

El 19 de abril del año pasado, la ministra de Asuntos Exteriores australiana, Marise Payne, apareció en la televisión nacional pidiendo una investigación mundial sobre los orígenes de la pandemia de coronavirus, incluida la gestión de China del brote inicial en la ciudad de Wuhan, sin consulta diplomática previa con Pekín.

En un momento en el que los precios de las materias primas están subiendo, las autoridades chinas han decidido dejar de lado el carbón australiano, lo que ha provocado un aumento de las alternativas de peor calidad justo cuando la demanda regional alcanza su punto máximo.

Recomendado: Biocombustibles: alternativa para descarbonización global

Según World Energy Trade, el objetivo de China de castigar a Australia por pedir una investigación sobre los orígenes del Covid ha fracasado en gran medida, ya que los productores australianos simplemente desviaron sus cargamentos hacia la India.

China, por su parte, se vio obligada a comprar cantidades cada vez mayores de carbón indonesio y ruso para satisfacer la demanda interna, lo que provocó una subida de precios de más del 25% respecto a los niveles de enero. El gigante asiático es más o menos autosuficiente en carbón de coque, pero necesita cantidades sustanciales de carbón térmico para su vasta industria metalúrgica.

De acuerdo con World Energy Trade, desde el punto de vista técnico, China tiene muchas opciones para elegir. La adyacente Mongolia, rica en carbón, podría haber sido una de las mejores y más baratas opciones, pero el cierre de la frontera impide un mayor volumen de comercio.

Por ello, Indonesia se ha convertido en el principal proveedor de carbón de bajo poder calorífico, y las importaciones de China alcanzaron un máximo histórico de 15,9 millones de toneladas en enero. Como las fuertes lluvias y el inicio del Ramadán dificultaron el potencial exportador de Indonesia, Estados Unidos se hizo cargo, pasando de pequeños volúmenes de exportación a una cifra de 1,6 millones de toneladas en marzo.

Recomendado: El G7 no apoyará más proyectos de carbón a partir de 2022

Por otro lado, según World Energy Trade, no es de sorprenderse que los productores de carbón rusos aprovecharan la oportunidad que se les presentaba. Las importaciones chinas agregadas de carbón ruso en junio de 2021 ascendieron a 4,04 millones de toneladas, casi 20 % más que el anterior máximo histórico registrado en junio de 2020.

En cierto modo, Rusia se había estado preparando para que se produjera un acontecimiento de este tipo, ya que había ampliado las capacidades de transporte de los ferrocarriles de la región oriental de Siberia, incluidas, entre otras, las redes ferroviarias de Baikal-Amur y Transsiberia.

Varias grandes minas de carbón tienen copropietarios chinos, como la de Elgaugol, en Siberia Oriental, que está configurada para llevar casi toda su producción hacia China.

Fieles a su promesa de situar el comercio de las materias primas sobre una base más “científica”, las autoridades chinas han introducido una serie de medidas destinadas a reducir los precios del carbón.

El brazo de planificación económica del Partido Comunista Chino, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (National Development and Reform Commission – Ndrc), ha tratado de impulsar la producción nacional para contrarrestar la inminente escasez; sin embargo, pasarán varios meses antes de que aparezcan resultados tangibles, de acuerdo con información de World Energy Trade.

Recomendado: En 28% cayó producción de carbón en Colombia a marzo; subió la de oro

Producción en Colombia

El Ministerio de Minas y Energía de Colombia reportó que la producción de carbón fue de 13,9 millones de toneladas y registró una disminución de 28,2 % en el primer trimestre de 2021 en comparación con el mismo periodo de 2020 cuando fue de 19,4 millones de toneladas.

Para más información de minería haga clic aquí.

Sin embargo, de acuerdo con el informe del Ministerio, el mineral ha mostrado signos de recuperación cuando se compara con el último trimestre del año pasado (nueve millones de toneladas), evidenciando un alza de 52 % en su producción.

Vale decir que esa baja producción, al final de 2020, fueron consecuencia de las afectaciones en el mercado de carbón y las generadas por la Covid-19.

Por su parte, el oro mostró un descenso en la producción frente al último trimestre de 2020, cuando se registraron 13,9 toneladas. No obstante, se observan mayores volúmenes de producción en el primer trimestre de 2021 frente al mismo periodo del año pasado, de 9,53 toneladas a 11,71 toneladas.

En este balance de primer trimestre, se evidencia una senda de recuperación de 14 % en la producción del níquel al comparar su comportamiento entre el primer trimestre de 2021 y el cuarto trimestre de 2020, pasando de 13,5 millones de libras a 15,4 millones de libras.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias