Powell de la FED: reducción de estímulos en EE. UU. finalizará a mediados de 2022

FED
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal. FOTO: Flickr Fed

El presidente del sistema de Reserva Federal (FED) de Estados Unidos, Jerome Powell, apuntó que la reducción de estímulos a la economía (tapering), que se proyecta comience a finales de 2021, sería un proceso que terminaría a mediados de 2022.

Este miércoles la FED mantuvo las tasas en niveles entre el  0 % y el 0,25 %, tal como lo esperaban los mercados, e indicó que se están comenzado a dar condiciones en la economía para comenzar el tapering.

El Comité de la Reserva sostuvo una reunión entre martes y miércoles. Tras el encuentro, Powell indicó a los periodistas que no se han tomado decisiones sobre el tapering, pero dijo que  “es probable que sea apropiado un proceso de reducción gradual que concluya a mediados del próximo año (…) Un informe de empleo decente respaldaría el inicio de la reducción gradual de noviembre“.

Sobre las tasas, el presidente de la FED consideró que “es pertinente mantener los niveles hasta que la inflación esté en el 2 % y se recupere el máximo empleo”. En palabras de Powell, es probable que esto suceda para finales de 2022, por eso, el incremento en las tasas se registraría el próximo año. (Ver más de Internacional).

Powell ha sido enfático en enviar el mensaje a los mercados de que el incremento en las tasas de interés y el tapering son determinaciones que llegarán por separado y que, una vez comience el retiro de estímulos, esto no debe leerse como una señal para los inversionistas sobre las tasas de interés.

“El proceso de reapertura de la economía no tiene precedentes, así como no lo tuvo, en su momento, el cierre por la pandemia”, sentenció el funcionario, quien está por culminar su periodo al mando de la Reserva Federal de Estados Unidos, liderando las finanzas de la potencia mundial en el momento más crítico de la historia reciente: la pandemia del Covid-19.

Jerome Powell afirmó que el curso de la economía sigue estando adscrito al desarrollo del coronavirus y consideró que los riesgos persisten, por lo que ve necesario mantener el progreso en la vacunación que “permitirá contener el riesgo para regresar a condiciones económicas normales”.

La FED se trazó la meta de que la inflación de Estados Unidos sea de niveles cercanos al 2 %. No obstante, para agosto esta se ubicó en 5,3 % y en julio se situó en 5,4 %, lejos de los objetivos trazados por el emisor. Los mercados globales están viendo presiones inflacionarias, lideradas por los precios del transporte marítimo, además de los metales y minerales que sirven de insumo para las industrias.

 

 

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias