Minminas: si se retrasa Hidroituango, no hay riesgo de desabastecimiento para el país

El ministro de Minas y Energía de Colombia, Diego Mesa Puyo, en el Congreso de Andesco 2021, reveló que, tras reuniones con los ejecutores del proyecto Hidroituango, las obras civiles siguen su curso, estando por encima del 85 %.

Y confirmó que la mega obra sí entraría en operación en junio de 2022 con una turbina y con la segunda turbina en noviembre del mismo año, que es lo que tienen como obligación regulatoria. (Ver más de Energía y Minería).

Respecto a las dos empresas del consorcio que están inhabilitadas, Conconcreto y Coninsa, el ministro indicó que, aunque estas compañías están en ese proceso, el resto del consorcio no. “Ahí hay una responsabilidad del sector energético, por parte de la empresa de cumplir con unas obligaciones de energía en firme que asumieron en el 2012 y después en 2019, por eso la empresa sigue reportando que van a cumplir con las obligaciones de energía en firme que tienen”, manifestó.

Al respecto, el jefe de la cartera de Minas y Energía ratificó que, en este momento, Colombia no tiene probabilidad alguna de que haya desabastecimiento de energía. “Tenemos los embalses en máximos históricos, han estado por encima del 85 % en los últimos tres meses, lo que no se veía desde hace más de 30 años. No hay riesgo de desabastecimiento en este momento ni para 2022, ni para la temporada 22-23”, precisó el funcionario.

Recomendado: Se abre posibilidad de que EPM busque nuevos constructores para Hidroituango

Y agregó que lo que se espera por parte del Gobierno de Colombia es que el proyecto entre en 2022 como lo ha confirmado Empresas Públicas de Medellín (EPM). “Es bueno contar con energía adicional para todos los colombianos, pero si se retrasa el proyecto no hay riesgo de desabastecimiento”, apuntó el ministro Diego Mesa.

Recordó que en febrero de 2019 se decidió hacer una subasta del cargo por confiabilidad, tras la contingencia de Hidroituango, “y después de haber analizado, en ese momento la incertidumbre respecto a la entrada en operación era muy alta. Por lo que dijimos que es mejor actuar ya y se hizo una subasta para obligaciones que entran en 2022 y 2023”.

Añadió que la subasta fue exitosa a la cual se le incluyó una prima por entrada temprano “y ya podemos decir que cinco proyectos han empezado de manera anticipada: entraron tres unidades de Termoyopal (cada una de 50 megavatios -MW-) y entró una de Termocentro; seguramente, van a entrar unos dos o tres más”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias