Moody’s mejoró perspectiva de EPM y confirmó calificación, tras avances de Hidroituango

Moody’s mejoró este lunes la perspectiva de Empresas Públicas de Medellín (EPM) de negativa a estable y confirmó su calificación de riesgo en Baa3.

La decisión tuvo en cuenta la visión de estabilidad de la calidad del crédito de la compañía, tras el avance en las obras de Hidroituango. Lea más en Noticias Empresariales.

Los avances en la construcción de este proyecto redujeron la incertidumbre sobre el grado de daño de la infraestructura existente, luego de que se presentara una crisis en 2018.

Eso sí, Moody’s reconoce que el desarrollo de Hidroituango aún se enfrenta a retos de construcción, como los relacionados con el vertedero y los túneles de desviación del agua.

Recomendado: Concluyen que no hay restricciones para que Hidroituango empiece a generar energía

No obstante, la calificadora “considera que existen suficientes incentivos para mitigar los riesgos de ejecución restantes, de forma que al menos una de las ocho turbinas comenzará a operar durante 2022”.

Hace unas semanas, EPM, la Alcaldía de Medellín y el presidente de Colombia, Iván Duque, confirmaron que el 26 de julio entraría en operación la primera turbina de generación de energía de Hidroituango.

En todo caso, Moody’s también reveló que revisó informes de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) y la consultora Poyry.

Sobre estos, dijo que los documentos están alineados en que avanzar con las obras del proyecto es la mejor solución para mitigar los riesgos de la hidroeléctrica.

Lea también: Actuales contratistas de Hidroituango podrán participar en nueva licitación

Las afirmaciones de las calificaciones también consideran que EPM recibió indemnizaciones por daños y coberturas de responsabilidades fiscales, luego de que la Contraloría confirmara el fallo contra los responsables.

En este caso, las aseguradoras del proyecto giraron $4,3 billones para hacerle frente a la situación presentada hace cuatro años.

Lo anterior llevó, además, a que la Contraloría levantara las medidas cautelares que pesaron sobre las constructoras (Camargo Correa, Conconcreto y Coninsa Ramón H.) tras el accidente.

Esto, a su vez, le permitió a EPM firmar la ampliación del contrato con CCC Ituango, actual consorcio constructor, por ocho meses adicionales en diciembre pasado.

Esto, concluyó Moody’s, “mitiga el riesgo de retrasos adicionales y sobrecostos para la finalización del proyecto”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias