Banco Mundial: Máximos históricos de inflación podrían mantenerse hasta 2024

El Banco Mundial también se pronunció sobre lo que ha sido el recrudecimiento de la guerra en Ucrania y la ha tasado en términos de inflación de alimentos y energéticos, que van a presionar al grueso de las economías.

Una primera conclusión deja ver que habrá afectaciones en la producción y consumo con lo que la inflación mantendrá niveles históricamente altos hasta fines de 2024.

“En general, esto equivale al mayor shock de materias primas que hemos experimentado desde la década de 1970. Como fue el caso entonces, el impacto se está agravando por un aumento en las restricciones en el comercio de alimentos, combustibles y fertilizantes”, dijo Indermit Gill, vicepresidente de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Banco Mundial.

Para el Banco Mundial, hay entonces un cóctel de hechos que llevan a despertar el espectro de la estanflación.

Recomendado: J.P.Morgan aumenta pronósticos de inflación para Colombia

Por cuenta de esto último es que el llamado, para formuladores de políticas monetarias y económicas, es a aprovechar las oportunidades para aumentar el crecimiento económico.

Las perspectivas de inflación

A ojos del Banco Mundial, el fenómeno está bastante lejos de desaparecer y se prevé que los precios de la energía aumenten más del 50 % en 2022 antes de disminuir en 2023 y 2024.

Al tiempo esto último que la inflación sin energéticos, incluidos los de la agricultura y los metales, repuntarán un 20 % en 2022.

“No obstante, se espera que los precios de las materias primas se mantengan muy por encima del promedio de los últimos cinco años. En caso de una guerra prolongada o sanciones adicionales a Rusia, los precios podrían ser incluso más altos y más volátiles de lo que se proyecta actualmente”, agrega el análisis.

Destacado: Colombia | Producción de petróleo subió ligeramente en 2da semana de abril

Ese escenario de expectativas contempla entonces que el petróleo Brent alcance un promedio de $100 por barril en 2022, lo que le pone en el nivel más alto desde 2013.

Así mismo, se prevé que los precios se moderen a $92 en 2023, muy por encima del promedio de cinco años de $60 por barril.

Otros precios

Del lado de los precios del gas natural (europeo) el pronóstico está para que sean el doble en 2022 frente a los registrados en 2021. Al tiempo que los precios del carbón repuntarán 80 %.

Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas del Banco Mundial, aseguró sobre el fenómeno que: “El aumento resultante en los precios de los alimentos y la energía está cobrando un costo humano y económico significativo, y probablemente detendrá el progreso en la reducción de la pobreza. Los precios más altos de las materias primas exacerban las presiones inflacionarias ya elevadas en todo el mundo”.

Los alimentos, como ya se advirtió, sumarán a esa escalda inflacionaria por lo que se pronostica que los precios del trigo aumentarán en cerca del 40 %. 

“Eso ejercerá presión sobre las economías en desarrollo que dependen de las importaciones de trigo, especialmente de Rusia y Ucrania. Se prevé que los precios de los metales aumenten un 16 % en 2022 antes de disminuir en 2023, pero se mantendrán en niveles elevados”, concluye el Banco Mundial.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias