Así ha sido la volatilidad del precio del gas en el mundo; UE lo califica como energético limpio

El precio del gas no ha salido invicto de la volatilidad del sector energético en el mundo a causa de la apreciación del dólar, de los temores de una recesión económica, la crisis de Europa con Rusia y huelgas de sindicatos, entre otros factores que siguen presionando al alza. Lea más de energía.

Incluso, el más reciente boletín de precios de mercados de Gas Industrial comprendido entre el 18 de junio y el primero de julio, reveló una subida de 44,5 % de la media de los precios spot de los hubs europeos en la última quincena, alcanzando los 114,47 euros/MWh.

Esto impulsado, según World Energy Trade, por la disminución en la previsión de cotas de almacenamiento de gas europeo, mantenimientos llevados a cabo en el campo de producción noruego y el paro de la planta estadounidense de Freeport LNG han tensionado el precio del gas.

Además, por el lado de la oferta, la disminución de la capacidad del gasoducto Nord Stream 1 y la inminente parada por mantenimiento planificado ejercen presión al alza del energético.

Pero, al inicio de la jornada de este miércoles se conoció que, gracias al cese de la huelga en los yacimientos de Noruega, el precio del gas empezó a bajar con fuerza.

Recomendado: Ministro Ocampo: “Colombia tiene que explorar más petróleo y buscar más gas”

Medios europeos reportaban que los descensos coincidían con la intervención del Gobierno de Noruega para detener dicha huelga en la industria del petróleo y el gas de ese país, ya que pocas horas después de su inicio, el Ejecutivo propuso un arbitraje salarial obligatorio para resolver el conflicto.

Así las cosas, el precio del gas natural TTF, de referencia en Europa, cedía alrededor de 6,1 % y su precio alcazaba los 155 euros por megavatio hora (MWh).

Sin embargo, vale mencionar que esta huelga llevó al gas a su máximo nivel en cuatro meses, pues los futuros del gas natural holandés para agosto, la referencia en Europa, llegaron hasta los 167 euros por megavatio hora.

Sobre todo, por los temores que había sobre la producción total de crudo, pues se temía que la explotación de los hidrocarburos en Noruega podría reducirse en alrededor de 8 % en crudo y de gas más de 10 %.

El alza sigue al acecho

Luego de conocerse que el precio del gas había empezado a caer con fuerza en la jornada de este miércoles seis de julio de 2022, un nuevo temor salió a la luz en el mercado europeo.

De acuerdo con una entrevista de El Economista a Francisco Reynés, presidente de Naturgy, el sector está en alerta sobre una próxima subida de los precios del gas, incluso la compañía trata de contener tal situación, pero se encuentra con problemas como la incertidumbre regulatoria y la presión de la descarbonización.

Para el directivo, la ruptura de las relaciones con Argelia tiene unas implicaciones político diplomáticas. En términos de negocio, el contrato con Argelia está vigente hasta 2032 y hay una revisión trianual de precio.

Pero, según la entrevista con El Economista, cualquier ruido en torno a Argelia si se está en un periodo de discusión de precios genera incomodidad. “El problema es que hay dos factores que influyen en la expectativa de precios. Uno es la pantalla que dice lo que ha pasado con el precio en el último año y los futuros, que tienen pinta de mantenerse elevados. El proveedor argelino lo ve y se agarra a esto”, relató el empresario.

Recomendado: Gasolina aumentaría en Colombia hasta $150 en próximas semanas; se moderaría alza de GLP

Adicional a esto, todos los productores de gas que no pertenecen a la Unión Europea ven cómo el continente sigue confirmando e intensificando su batalla en contra del gas. “En esa tesitura piensan que tienen menos tiempo para monetizar sus reservas y las expectativas de precios son mayores”, reveló Reynés.

Para el líder de Naturgy, con la presión que se le está poniendo a la descarbonización, se están alimentando las expectativas de subida de precios de cualquier productor de gas.

La otra cara de la moneda

Aunque las declaraciones de Francisco Reynés, presidente de Naturgy, dejan ver un panorama preocupante sobre un eventual rechazo de Europa al gas natural.

Este miércoles se conoció que hubo una ratificación por parte del Parlamento Europeo para darle la categoría de fuente de energía verde al gas natural y ser incluido en la lista de actividades económicas medioambientalmente sostenibles, conocidas como “Taxonomía de la UE”.

Así las cosas, y de acuerdo con la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), este energético se confirma como un aliado para combatir el cambio climático, cuidar el planeta y para avanzar hacia la transición energética y la carbono neutralidad.

“Esto gracias a su alta disponibilidad e importantes beneficios ambientales traducidos en reducciones de hasta 99 % de material particulado fino (PM2,5) y óxidos de azufre, 70 % de reducción en dióxidos de nitrógeno; y, a nivel de cambio climático, su combustión representa reducciones de entre 30 % y 50 % de dióxido de carbono frente a otros combustibles (fuel oil, carbón, leña, gasolina y diésel)”, expuso el gremio.

Recomendado: Gazprom reducirá en 40 % las entregas diarias de gas a Alemania

Cabe recordar que, en la votación del Parlamento Europeo, se determinó darle la etiqueta verde a la industria del gas con un impacto en todo el mundo.

Al respecto, Luz Stella Murgas, presidente de Naturgas, señaló que “esta resolución representa un hito para nuestra industria, lo que facilitará que en todo el mundo multipliquemos nuestros esfuerzos para reducir la huella de carbono y alcanzar los compromisos globales hacia la carbono neutralidad en 2050, fortalececiendo la producción sostenible de este energético limpio, capaz de brindar una mejor calidad de vida en las ciudades para actuales y futuras generaciones”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias