EPM pondrá en operación las dos primeras turbinas de Hidroituango en octubre

Hidroituango. Foto: Valora Analitik.

Empresas Públicas de Medellín (EPM) pondrá en operación comercial la primera unidad de generación de energía de la Hidroeléctrica Ituango (Hidroituango) el próximo 15 de octubre de 2022 y la segunda unidad el 20 de octubre. Lea más de energía.

De esta manera, EPM aseguró que mantiene los compromisos adquiridos con la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) y con el país de poner en operación comercial sus dos primeras unidades antes del 30 de noviembre de este año.

De acuerdo con información de la compañía, este cronograma tiene en cuenta la ruta crítica de las diferentes obras y los trabajos de alta complejidad técnica que se adelantan en Hidroituango, los cuales no tienen antecedentes en Colombia.

Entre estos trabajos se destacan la instalación de los blindajes metálicos (virolas) en los túneles o pozos de captación que conducen el agua desde el embalse hasta las unidades de generación y los trabajos subacuáticos para poner a punto el sistema de captaciones.

Recomendado: ¿Qué pasa en EPM tras renuncias y suspensiones de directivos más prórrogas para Hidroituango?

Pruebas en seco de Hidroituango

Dentro del cronograma de EPM sobre la puesta en servicio de Hidroituango se encuentra un avance que se realizó este martes, 26 de julio: el inicio de las pruebas en seco.

Al respecto, el sindicato de EPM y UNE, aseguró en su cuenta de Twitter que “la entrada en operación no puede obedecer a intereses particulares o políticos y debe hacerse en noviembre para evitar nuevos riesgos. Desde Sinpro Colombia hacemos un llamado al país, EPM y autoridades”.

El movimiento manifestó que, si el proyecto no entra en operación en noviembre de este año, se pone en riesgo la sostenibilidad de EPM y “los aportes billonarios a la Nación, transferencias a Medellín y a más de 50 municipios de Antioquia”.

Sinpro Colombia agregó que, si el proyecto de Hidroituango no entra en operación en la fecha pactada, se pone en riesgo la operación de las dos primeras unidades y desencadenaría el retraso de las otras seis. Lo que, según el sindicato, implicaría nuevas multas por parte de la CREG a la compañía.

Otras razones que expone el sindicato son:

Si en 2023 no operan tres o cuatro turbinas, y ante la probabilidad de un fuerte fenómeno del Niño en 2023 o 2024, el país podría enfrentar un apagón de grandes proporciones y posible desabastecimiento y aumento de tarifas

Recomendado: EPM vuelve a extender plazo a oferentes para construcción de 2da etapa de Hidroituango

Se pondría en peligro la estabilidad de algunas estructuras y el vertedero, que ha trabajado continuamente desde hace cuatro años sin haber sido diseñado para hacerlo de esa forma

Aumentarían las posibilidades de infiltraciones del macizo rocoso y afectaría la estabilidad de taludes exteriores y obras subterráneas

Cabe recordar que las obras del proyecto bordean el 90 %, las dos primeras unidades aportarán al Sistema Interconectado Nacional (SIN) 600 de los 2.400 megavatios que generará el proyecto; es decir, el 17 % de la energía del país en 2026.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias