Bad Sisters: moda chilena hecha a mano inspirada en la naturaleza

Las hermanas Claudia y Stephanie Byrt fundaron Bad Sisters, un emprendimiento textil chileno inspirado en la naturaleza con el que hoy por hoy conquistan al mundo con sus diseños exclusivos

En diálogo con Valora Analitik, las hermanas Byrt relatan que siempre han vivido bajo la influencia del mundo del arte y de la moda, gracias a su madre y a su abuela. Lea más en la sección emprendedores y emprendimientos.

Así, con el paso de los años, decidieron fundar Bad Sisters, un emprendimiento que conlleva todo un proceso creativo, el cual comienza con el dibujo a mano alzada en papel, es pintado con acuarela acrílica y con distintas técnicas, para luego hacer las composiciones y ser plasmado en distintos tipos de tejidos, finalizando con el diseño y fabricación de cada prenda, cada una de ellas hechas a mano.

Este sello artístico es lo que las diferencia logrando así una mezcla perfecta entre texturas y colores, las primeras colecciones las hicieron inspiradas en la Patagonia y en el Sur de Chile.

«Es una empresa familiar y se creó porque somos una familia de artistas. Venimos del Sur de Chile donde vivimos rodeados de la naturaleza y del arte. Tenemos un taller en la casa donde pintamos y de ahí surgió la idea de Stephanie de tener una línea de ropa que fuera que tuviera este sello de arte que fuera pintado por nosotros, que tuvieron sello único», relata Claudia Byrt.

Pensaron, desde un comienzo, en unir el arte con las telas, algo que, a juicio de la cofundadora de Bad Sisters, «hace un par de años atrás uno no se imaginaba poder producir y poder pintar a mano y después traspasarlo a una tela«. 

Su hermana Sephanie explica que también quisieron darle un valor agregado a la moda: «que no siguiera siendo solo para vestirnos. La moda para nosotras es súper importante porque en realidad, a pesar de que a veces la gente lo ve como algo frívolo, al final es la manera en que uno se muestra el mundo, representa tu personalidad, tu identidad, tu esencia». 

Recomendado: Tei Zapatos: calzado para todos los gustos con legado familiar

Si bien la primera colección de Bad Sisters estaba inspirada en distintas etnias latinoamericanas, basándose en mujeres icónicas de la historia como Frida Kahlo, el emprendimiento chileno ha girado en torno a la naturaleza. 

«Somos muy amantes de la naturaleza, de todo el planeta, de la inteligencia que hay y cómo funcionan todas las cosas. Además, vivíamos en un lugar en el que estábamos rodeados de mucha naturaleza y hay mucho por mostrar», destaca Sthepanie Byrt. 

Bad Sisters fue fundado en 2017, aunque las hermanas Byrt ya venían trabajando en la idea tiempo atrás. 

«Nacimos mucho antes, pero todo el camino anterior fue experimentar que en Chile hay muy pocas herramientas para los diseñadores. Hasta el día de hoy sigue habiendo pocas, pero en ese entonces había muchas menos, sobre todo de lo que estábamos haciendo nosotras», subraya Stephanie. 

Es así como Bad Sisters inció con técnicas que no se conocían, y mucho menos se hacían, en Chile y fue en 2016 cuando lograron dar el paso a poder estampar las telas.

«Ese fue el boom, el minuto en el que hicimos un desfile, mostramos esta colección y llamó mucho la atención porque los diseños eran pintados a mano y otro conjunto de cosas«, destaca Claudia Byrt. 

Recomendado: Blin’Blin: joyería impresa en 3D con estilo funky desde Perú

Fue así como, por primera vez, las hermanas chilenas fueron invitadas a País (Francia).  

«Todo ese trayecto que hubo antes fue para experimentar, correr el voz a voz», señala. 

Las prendas que elabora Bad Sisters han llegado a varias partes del mundo

«Hoy estamos con nuestra tienda online acá en Chile. Estamos comenzando un showroom en Nueva York, y antes estábamos en Miami. Poco a poco estamos comenzando a salir», señala Sthepanie Byrt. 

Asimismo, están pendientes de un showroom en Los Ángeles: «ya estamos saliendo al mundo«, destaca. 

Las redes de Meta son «fundamentales»

Para las hermanas Byrt, las redes sociales de Meta (Facebook, Instagram y WhatsApp) han sido «fundamentales«. 

«Sin las redes sociales habría sido muy difícil vender y mostrarnos. Han sido un apoyo del 100 % desde el comienzo», señala Claudia. 

Las fundadoras de Bad Sisters aseguran que el crecimiento de sus redes sociales ha sido orgánico, en la medida que han ido formando una comunidad. 

Comenzaron usando Facebook y luego aprendieron de Instagram, siendo estos dos los canales principales de ventas. 

Asimismo, destacan que el 90 % de las ventas de Bad Sisters llegan gracias a las redes sociales siendo el 70 % proveniente de Instagram.

«El contenido que hacemos para Instagram también se sube a Facebook, pero en Facebook son más comentarios y conversación que un cliente. Entre tanto, a través de Instagram se generan muchísimas ventas o se genera directamente el enlace a la página web donde tenemos nuestros productos», subraya Stephanie Byrt.

Recomendado: Cerámicas La Perla elabora artesanías exclusivas desde el Carmen de Viboral (Antioquia)

«A través de historias es la parte donde hay más cercanía porque ahí subimos videos mostrando nosotras mismas las prendas, contando cómo las hicimos y ponemos los mismos links directos a la página web», añade la cofundadora de Bad Sisters.

En el caso de WhatsApp Business, explica que lo usan, en especial, para asesorar a sus clientes.

Planes a futuro

Bad Sisters ya está llegando a nuevos mercados, pero tiene como objetivo entrar a tiendas de hot sale. 

Recomendado: Maria João Acessórios ofrece joyería auténtica en Brasil

«Como ya estamos en show rooms, hay varias tiendas de hot sale a las que a nosotras nos gustaría entrar y las posibilidades ya se están generando», concluye Claudia Byrt.

Valora Analitik y Meta (casa matriz de Facebook, WhatsApp y de Instagram) se aliaron para destacar las historias de emprendedores exitosos en América Latina que, aprovechando las herramientas digitales, crecieron sus negocios, incluso en épocas difíciles como la pandemia.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias