Gobierno Petro pide tumbar su propia reforma política

Gustavo Petro pierde gobernabilidad y popularidad? Foto: Cámara de Representantes y Presidencia.
Gustavo Petro pierde gobernabilidad y popularidad? Foto: Cámara de Representantes y Presidencia.

Luego de seis meses de radicada ante el Congreso, a la reforma política del gobierno de Gustavo Petro le quedarían pocas horas de vida.

De hecho, el propio Ejecutivo pidió este jueves, 23 de marzo, archivar el proyecto por sus cambios durante los debates.

Así lo dijo el ministro de Interior, Alfonso Prada, durante un debate en el Congreso, que ahora deberá decidir si acepta o no la proposición.

El naufragio de la reforma política de Petro comenzó desde hace una semana y se concretó este 22 de marzo en la Comisión Primera del Senado.

Sesión de la Comisión Primera del Senado de Colombia
La Comisión Primera del Senado fue testigo del naufragio de la reforma política de Petro. Foto: Archivo Senado

Los parlamentarios deliberaron sobre la ponencia de primer debate del proyecto, así como de sus bondades y pecados.

No obstante, los segundos comenzaron a primar más que los primeros en la reforma política de Petro, y la discusión en el recinto del Congreso se convirtió en Troya.

De un lado y de otro, los congresistas se tildaban de “politiqueros” y de beneficiar “a los mismos de siempre”.

Lea más: Voto obligatorio en Colombia se cae de reforma política de Petro

La razón es que la reforma política de Petro se modificó en la ponencia y perdió la esencia que traía desde que fue radicada por el gobierno en septiembre de 2022.

Los ‘micos’ de la reforma política de Petro

Se incluyeron polémicos puntos, como la posibilidad de que congresistas puedan ser ministros, e incluso que puedan retornar a su curul tras su paso por el Ejecutivo.

También se les garantizaba a los actuales congresistas quedar en los primeros puestos de las listas de futuras, lo que les aseguraba un lugar en las elecciones venideras para Congreso.

Y, como si fuera poco, la reforma política dejó por fuera la obligatoriedad de hacer listas cerradas con paridad, alternancia y universalidad.

Estos puntos llevaron a varios políticos del Pacto Histórico, partido de gobierno, a desmarcarse de la reforma política de Petro.

Entre los primeros que se pronunciaron fueron el exsenador Gustavo Bolívar y la representante a la Cámara, Katherine Miranda.

El primero aseguró que la reforma política “se convirtió en la reforma politiquera”, mientras que la segunda cuestionó la posible “reelección inmediata” de los congresistas.

Con los ánimos caldeados, el proyecto tuvo ayer por su debate, pero este se levantó ante la inminente posibilidad de que fuera hundido.

Incluso, la discusión del Plan Nacional de Desarrollo se vio afectada por esta situación, ya que todos los ojos se pusieron en la Comisión Primera del Senado.

Debate suspendido y muerte política

La suspensión del debate se convirtió en un intento para salvar la reforma política de Petro, pero, horas después, esta recibiría un golpe mortal.

Esto se dio cuando la bancada del Pacto Histórico le pidió por medio de un comunicado al presidente archivar el articulado y construir una nueva propuesta concertada.

Gustavo Petro, presidente de Colombia, durante la radicación de la reforma pensional en el Congreso.
Gustavo Petro, presidente de Colombia, dijo que a la reforma política no le queda nada de progresista. Foto: Presidencia

“No podemos apoyar una reforma política que antes de detener la corrupción, la propicie, promueva y permita”, dijo el movimiento.

Y el presidente Petro les dio la razón, señalando que: “Creo que en la reforma política no queda ningún tema progresista”.

Con esto, prácticamente le dio la muerte a la reforma política, porque además no cuenta con listas cerradas y cremalleras, ni financiación estatal de las campañas.

Destacado: Petro abre la puerta a partidos políticos para cambiar la reforma a la salud en Colombia

“La reforma no aporta a un avance en la calidad de la política”, sentenció el jefe de Estado.

Con esto, el gobierno Petro recibe su primer gran revés en el Congreso, luego de haber pasado la reforma tributaria y de estar avanzando en el Plan de Desarrollo.

Eso sí, a este se le podría sumar próximamente uno en la reforma a la salud, que ya tiene cambios de gran calado frente a lo radicado por el Ejecutivo.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias