Así es la megavía que uniría a Bogotá – Cali y Cali – Eje Cafetero en doble calzada

Autopistas del Café futura Conexión Centro
La nueva concesión, si la acepta la ANI, tomaría los corredores que actualmente opera Autopistas del Café. Foto: Odinsa
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

La alianza de Odinsa y el fondo de infraestructura Macquarie avanza en los trámites para sacar adelante un megavía, que permitirá unir en doble calzada a Bogotá y Cali, y Cali con el Eje Cafetero.

Esta iniciativa, conocida como Conexión Centro, fue presentada ante la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y ya ha completado diversos trámites de ley para salir a licitación.

De hecho, a mediados del año pasado, quedó lista su factibilidad y ahora pasará a revisión de la entidad, de tal modo que pueda ser contratada durante este o el próximo año.

Autopistas del Café futura Conexión Centro
La nueva concesión incluiría intervenciones en vías del Valle del Cauca, Armenia, Pereira y Manizales. Foto: Odinsa

La idea de las empresas es que la ANI pueda revisar todos los documentos de Odinsa y Macquarie, así como los comentarios de las comunidades, de tal modo que le dé luz verde a las obras, que permitirán unir en doble calzada a Bogotá – Cali y Cali – Eje Cafetero.

Detalles de la megavía de Bogotá – Cali y Cali – Eje Cafetero

De igual forma, la iniciativa Conexión Centro fue bien recibida por parte de la comunidad, que recibió toda la información de parte de las empresas en varias audiencias públicas realizadas a finales de 2023.

Allí se confirmaron las intervenciones que se prevén realizar, incluyendo el hecho de que esta sería una iniciativa privada, es decir, no requeriría de recursos públicos, sino que se financiaría únicamente con los peajes existentes.

Estos últimos son los que hoy en día hacen parte de la concesión Autopistas del Café, pero que pasarían a manos del nuevo concesionario, en caso de que se acepte su contratación.

IP Conexión Centro de Odinsa y Macquarie
Este es el mapa de la megavía que construiría en doble calzada la nueva concesión, en caso de ser aceptada por la ANI.

Alex Samuel Wihiler, gerente carretero de la ANI, explicó en una de las audiencias que, actualmente, la entidad está contratando a un tercero para evaluar, justamente, la información presentada por Odinsa Vías S.A.

Este proceso tomará, inicialmente, unos seis meses, pero podrá ampliarse tres meses más, con lo cual, hacia octubre de 2024, habría un prospecto de proyecto.

“Si la ANI lo considera viable, a finales de este año iniciaría un proceso de licitación y dado que Autopistas del Café revierte en 2027, se iniciaría con la ejecución de estudios de diseño fase 3, ambientales, de cierre financiero, etc.”, explicó el funcionario.

Y agregó que la megavía que uniría en doble calzada a Bogotá – Cali y Cali – Eje Cafetero se alinea con el Plan Nacional de Desarrollo y el Plan Maestro de Transporte de Infraestructura.

¿Cuáles serían las nuevas obras en el Valle del Cauca y el Eje Cafetero?

Con esto en mente, la nueva concesión tomaría el corredor que hoy en día opera Autopistas del Café -cuyo accionista mayoritario es Odinsa- y la expandiría en buena parte de sus vías.

Odinsa concretó su alianza con Macquarie, considerado como uno de los fondos de infraestructura más grandes del mundo. Fuente: Odinsa y Macquarie.

Así, la megavía complementaría el tramo restante para conectar en doble calzada a Bogotá y Cali (los demás son Tercer Carril Bogotá – Girardot, Girardot – Ibagué – Cajamarca y el túnel de La Línea, entre Cajamarca y Calarcá).

Pero también permitiría unir doble calzada al Valle y el Eje Cafetero, de tal modo que su conexión sea más rápida.

Para esto, se prevé la realización de las siguientes obras en diversos tramos. Por ejemplo, para el Valle del Cauca se ejecutarían los siguientes trabajos:

  • La Paila – Quebrada Nueva: construcción de 14,2 km de segunda calzada y un puente.
  • Quebrada Nueva – La Herradura: 17,3 km de segunda calzada, ampliación de dos carriles del peaje Corozal y tres puentes
  • La Herradura – Intersección Club Campestre: 10 km segunda calzada, intersección a nivel y desnivel con dos puentes.
  • Club Campestre – Variante El Caimo y un tramo de Variante Calarcá: 10,8 km de segunda calzada y dos puentes
  • Variante Calarcá: vía alterna en única calzada, que será clave para recorridos de larga distancia.

En tanto, en el Eje Cafetero se realizarían las siguientes obras:

  • Variante Condina – Altagracia – Punto 30: 8,5 km de doble calzada y una intersección a desnivel, así como tres puentes.
  • Desde Pereira se operará y mantendrá la vía pasando por Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal y hasta Manizales
  • Jazmín – Tarapacá – Chinchiná: 5,3 km de segunda calzada y dos intersecciones, hasta llegar a la intersección La Uribe, en la entrada de Manizales.

Ante esto, Gerardo Cabrera, representante de Odinsa Vías, dijo en las audiencias públicas que se seguirá considerando los siete peajes que están en la zona para pagar la megavía.

Estos son los de San Bernardo, Santagueda, Pavas, Tarapacá I, Tarapacá II, Circasia y Corozal, que hoy están a cargo de Autopistas del Café.

Además, indicó que las intervenciones generarán unos 8.300 empleos durante la construcción del proyecto, que se estima en seis años y que requerirá inversiones por unos $3,4 billones.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias