MSCI debe medir impacto sobre Colombia y Brasil por cambios en metodología

195

Persisten las dudas en el mercado de valores colombiano a raíz de la posibilidad de que la firma MSCI haga cambios en las ponderaciones que tiene sobre las acciones preferenciales de varios emisores dentro de sus índices.

Precisamente ayer, Valora Analitik reveló que el Gobierno no está pensando hacer cambios en la metodología de los fondos de pensiones en lo que tiene que ver con su régimen de inversión.

Al respecto, el director de investigaciones económicas de la comisionista de bolsa Corredores Davivienda, Germán Cristancho, le dijo a Valora Analitik que la fecha clave es el 21 de junio cuando se anuncian cambios en la metodología.

No obstante, se ha conocido que el MSCI tendría plazo hasta esa fecha, lo cual dejaría espacio para anuncios en días anteriores.

La propuesta debe analizarse desde dos escenarios, dijo el analista. El primero, el teórico, en el que los cambios parten de las restricciones que tienen las acciones preferenciales de algunos emisores sobre el derecho a voto de quienes las poseen y hace sentido que se contemple un cambio en las ponderaciones de los índices.

En esa parte teórica, dijo, es razonable contemplar una reducción en las ponderaciones de acciones que tienen restricción de voto para garantizar que esas inversiones se den a través de participaciones de accionistas para que los inversionistas puedan representarlos en determinados eventos.

Por ejemplo, Cristancho citó la situación de fondos de inversión como Vangard, BlackRock, Franklin Templeton, que, por su tamaño, deberían tener la capacidad de participar en las decisiones de las compañías en ciertos momentos.

Una de las dudas del mercado es si ese cambio se va a implementar de inmediato o será paulatinamente.

Desde el segundo punto de vista, el práctico, el experto considera que “no es tan fácil” implementar los cambios por el impacto que pueden tener en cada mercado de América Latina, con especial atención en Colombia y Brasil.

“El contexto de volatilidad y salida de flujos hacen que sea más difícil tomar esas decisiones, porque eso le podría dar un golpe adicional a los mercados, sumado a temas como la expectativa de la subida de tasas en EE. UU.”, explicó.

En su concepto, no se debe perder de vista que es un cambio que tendría un periodo de adaptación, pero los emisores que se podrían ver afectados seguramente habrán hecho propuestas y objeciones ante MSCI para sus acciones.

Al final, agregó el analista, si se llevan a cabo los cambios o no, es positivo que se genere una alerta y una tendencia para los emisores con el fin de generar conciencia sobre el tipo de propiedad que van a emitir.

Recordó que algunos emisores emitieron acciones preferenciales para reflejar esos precios en sus ADR en la Bolsa de Nueva York.

“Y eso podría representar que, hacia adelante, los emisores consideren con más detalle la decisión de sacar al mercado nuevas acciones preferenciales. Esto aplica para grandes emisores que estén interesados en hacer parte de índices que siguen el comportamiento de los mercados accionarios emergentes”, concluyó.