Real brasileño cayó a nivel más débil en dos años

281

El real brasileño cayó el jueves a su nivel más débil en más de dos años, debido a que las preocupaciones sobre el panorama fiscal de la nación agregaron combustible a una ola de ventas a pesar de la mayor intervención del Banco Central de Brasil.

La moneda se desplomó 1,9 % hasta a 3.9132 por dólar, extendiendo las pérdidas a 4,8 % en lo que va del mes. Se ha reducido casi un 19 % desde febrero.

Los crecientes rendimientos de los bonos de EE. UU. han afectado la demanda de activos de mercados emergentes en general, pero los mercados brasileños se han visto particularmente afectados después de que varias encuestas de opinión y un paro nacional de camioneros contra los altos precios del diésel pusieran en duda las apuestas de que el ganador de las elecciones se apegara a una agenda favorable al mercado.

Los mercados emergentes tienden a sufrir cuando en los países desarrollados, como Estados Unidos, los rendimientos de los bonos aumentan significativamente, pues hay salidas de flujos buscando retornos atractivos en mercados con menos volatilidad, indicó el analista de Valora Analitik, Camilo Silva.

La venta masiva llevó al banco central de Brasil a aumentar las ventas de swaps (permuta financiera) de divisas, que funcionan como las ventas de dólares para futuras entregas, en un intento por amortiguar la volatilidad.

Sin embargo, el real sigue siendo el mayor perdedor entre las monedas latinoamericanas, superando incluso al peso mexicano, que ha sido duramente golpeado por los temores de que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) puedan deteriorarse.

Silva señaló la incertidumbre en Brasil y México, que le imprimen un nerviosismo a los inversionistas, que se van a países que muestran mayor estabilidad, “como Colombia, Chile y Perú. Ahí se está viendo reflejado en las monedas. Argentina, Brasil y México son las divisas más débiles frente al dólar”.

Mientras que las de Perú, Chile y Colombia son las más estables, incluso la del último se ha fortalecido frente a la moneda estadounidense en lo corrido del año.

Un sondeo de Reuters mostró que es probable que el real se fortalezca en los próximos meses, pero los pronósticos abarcan un rango extremadamente amplio, destacando cómo la reciente depresión ha aumentado la incertidumbre en torno a la tasa de cambio.

Garantías de los banqueros centrales de que la venta masiva de divisas solo impulsará la política monetaria en la medida en que afecte la inflación y las expectativas de inflación también parecen tener poco efecto en los mercados, con los rendimientos de los futuros de tasas de interés a corto plazo en alza.

“El banco central cambió sus planes y mantuvo las tasas en su última reunión debido a la perspectiva extranjera y la moneda, por lo que es muy razonable que pueda volver a hacerlo por las mismas razones”, dijo un socio de un administrador de activos con sede en Río de Janeiro, refiriéndose a la inesperada decisión del banco de no aplicar las tasas de corte el mes pasado.

Los analistas dijeron a Reuters que es poco probable que la reciente ola de ventas contamine las expectativas de inflación a largo plazo, pero eso podría cambiar si la moneda supera el umbral de 4 dólares.

(Con información de Reuters y de Valora Analitik)