Banco Mundial también eleva estimación de precios del petróleo

251

Los analistas del Banco Mundial decidieron ajustar al alza su pronóstico para los precios del petróleo.

Ahora esperan que la referencia Brent promedie US$65 el barril en 2018, por encima del promedio de US$53 por barril en 2017, debido a la fuerte demanda de los consumidores y la moderación de los productores de petróleo, mientras que los precios de los metales subirán un 9 por ciento este año en medio de las limitaciones de la oferta y la demanda.

Ese precio de US$65 por barril se ajusta al anunciado hoy por el Gobierno de Colombia que considera que, para sus cuentas fiscales de 2019, el precio debe ser más alto que los US$55 por barril inicialmente proyectados.

Vea el anuncio del Gobierno aquí.

Se estima por parte de la entidad multilateral que los precios de los productos energéticos -que incluyen petróleo, gas natural y carbón- aumentarán un 20 por ciento en 2018, una revisión al alza de 16 puntos porcentuales desde las perspectivas de octubre.

De la misma manera, espera que el índice de metales aumente ya que una caída del 9 por ciento en los precios del mineral de hierro se ve compensada por aumentos en todos los precios de los metales básicos, liderados por el níquel, que se prevé que aumente un 30 por ciento.

En su reporte de abril, el Banco Mundial prevé que los productos agrícolas, incluidos los productos alimenticios y las materias primas, experimenten un aumento de precios de más del 2 por ciento este año debido a la disminución de los prospectos de siembra. Se espera que las interrupciones del clima sean mínimas.

“La aceleración del crecimiento mundial y el aumento de la demanda son factores importantes detrás de los amplios aumentos de precios para la mayoría de las materias primas y el pronóstico de mayores precios de las materias primas”, dijo Shantayanan Devarajan, director senior de Economía del Desarrollo del Banco Mundial.

Descargue aquí el informe completo del Banco Mundial.

Se espera que los precios del petróleo promedien US$65 por barril también en 2019.

Aunque prevé que los precios disminuirán desde los niveles de abril de 2018, deberían estar respaldados por la continua limitación de la producción por parte de los productores de la Opep y de otros países, y por la fuerte demanda.

Los riesgos alcistas para el pronóstico del BM incluyen restricciones a la producción de petróleo de esquisto de EE. UU., riesgos geopolíticos en varios países productores, y preocupaciones de que Estados Unidos no puede renunciar a las sanciones contra Irán.

De su parte, los riesgos a la baja incluyen un cumplimiento más débil del acuerdo de los productores de petróleo para restringir la producción o la terminación total del acuerdo, el aumento de la producción de Libia y Nigeria, y un aumento de la producción de petróleo de esquisto más rápido de lo esperado.

“Los precios del petróleo se han más que duplicado desde que tocó fondo a principios de 2016, ya que el gran exceso de existencias se ha reducido significativamente”, dijo John Baffes, economista principal y autor principal de Commodity Markets Outlook.

“La fuerte demanda de petróleo y el mayor cumplimiento por parte de la Opep y los productores que no pertenecen a la Opep con sus promesas de producción acordadas ayudaron a inclinar el mercado al déficit”, dijo.