Exclusivo | Fitch explica qué espera tras cambio de gerente en EPM y avances en Hidroituango

Exclusivo | Fitch explica qué espera tras cambio de gerente en EPM y avances en Hidroituango

En agosto de 2020, Fitch Ratings realizó su más reciente revisión de calificación de incumplimiento de emisor a EPM (la cual rebajó en moneda local y extranjera a ‘BBB-‘ desde ‘BBB’ y manteniendo un Rating Watch Negativo), situación a partir de la cual, inversores y mercado han estado muy atentos a más sucesos en torno a Hidroituango, el gobierno corporativo de EPM o cambios directivos que vuelven a despertar expectativa para su calificación tras las salida del gerente Álvaro Guillermo Rendón esta semana.

En entrevista exclusiva con Fitch Ratings, Valora Analitik abordó pormenores sobre lo que podrían representar todos estos temas para la calificación de EPM y que en BBB- se encuentra actualmente en el último escalón, antes de perder el grado de inversió. Toda la información sobre EPM en ValoraAnalitik.com

Para Fitch, aquella rebaja para EPM en agosto dio como resultado igualar sus calificaciones con el Municipio de Medellín como propietario de la empresa, aunque, históricamente, las calificaciones para este tipo de compañías han estado un grado arriba de sus dueños, debido a su independencia, superior a su calidad intrínseca.

Con la renuncia de la Junta Directiva en agosto de 2020, para Fitch esto fue un factor importante pues se evidenció una relación más estrecha y una mayor intervención de la Alcaldía como propietario

Ahora, con el cambio de gerente general, vuelven a surgir dudas para los inversores sobre lo que pueda ocurrir con la calificación de EPM.

Sin embargo, para Fitch, la expectativa es que se haga una nominación con cualidades técnicamente capacitadas para la posición. Por ello, está a la espera del nombramiento de un gerente general permanente que sea técnicamente preparado, conocimiento sobre la empresa y con la experiencia requerida para el puesto.

Así, la nominación va a ratificar el vínculo entre la compañía y la Alcaldía de Medellín o su independencia operativa.

“La expectativa es que sea una persona técnicamente capacitada y con la experiencia adecuada, lo que ayudaría a la compañía a ratificar y devolverle al mercado la percepción de independencia operativa”, dijo Lincoln Webber, director asociado de la calificadora.

No obstante, y más allá de lo que vaya pasando en torno a la calificación, la renuncia del gerente Álvaro Rendón y la elección del nuevo gerente no es el factor definitivo para un cambio en el Rating Watch Negativo ni para una decisión sobre la calificación.

Más relevante HidroItuango
Para Fitch tiene mayor atención lo que vaya ocurriendo con Hidroituango, motivo por el cual mantienen aún un Rating Watch Negativo.

Esto pues aún “es necesario avanzar en trabajos en el túnel derecho de desviación que aún representan riesgos para la estabilidad medioambiental del proyecto, y que, de solucionarse exitosamente, podría llevar a resolver la observación negativa”, agregó Webber.

Sin embargo, para ello es necesario que EPM consolide esto, algo que la compañía ha previsto se dé hacia finales de 2021. 

Fitch también tiene sensibilidades negativas por sobrecostos o demoras en la obra y es posible que incidan en temas como el Rating Watch.

Aunque, la agencia reveló, que tiene información de primera mano desde EPM que asegura que el proyecto sigue con el cronograma previsto y la expectativa es que entregue energía a partir del primer semestre de 2022 con sus primeras unidades de generación.

En cuanto al impacto que pueda tener la demanda por $9,9 billones contra interventores, diseñadores, constructores y reaseguradores del proyecto, Fitch ve que el caso base es neutral y no están incorporando dentro del horizonte ello, dado que el tiempo de la resolución de este tema puede extenderse más allá de la visión del horizonte de la calificación.

Por otra parte, para la calificadora las expectativas con posibles cambios de cargos gerenciales de primera línea no podrían influir en la calificación de EPM, pues típicamente se esperan en primeros niveles de gerencia en empresas estatales con los cambios de administración, pero que estos sean limitados en ciertos rangos y no en términos estructurales.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias