¿Cuáles son los escenarios para la economía con el conflicto Rusia-Ucrania?

Natixis dio a conocer una serie de escenarios posibles para la economía mundial en caso de que el conflicto entre Rusia y Estados Unidos siga siendo una de las preocupaciones altas de la agenda internacional en el corto plazo. Con base en esto, Natixis empieza por afirmar que el panorama es, sin duda, un eje problemático para varios inversionistas.

Un primer escenario supone que el enfrentamiento no se dé, pero se mantengan las tensiones, en cuyo caso, no se darían mayores decisiones a manos de los principales actores del mercado: se mantendrían los axiomas de los gobiernos y los bancos centrales.

Ahora, en caso de una invasión parcial, se esperarían sanciones de parte de Estados Unidos a Rusia, por lo que los mercados tendrían una fuerte reacción de riesgo y luego se normalizarían rápidamente una vez que esté claro que no se está produciendo una invasión total”.

En ese sentido, se prevé un repunte momentáneo de los bonos del Tesoro y del dólar estadounidense. Mientras que el euro podría sufrir “un modesto” golpe por el sentimiento de riesgo.

Los otros escenarios de riesgo

Mientras que se esperaría que los precios de la energía se disparen, lo que sería un problema adicional para los fenómenos inflacionarios que se han registrado en los últimos meses.

Recomendado: Rusia alistaría una operación “violenta” contra población civil en Ucrania

Finalmente, en caso de darse una invasión total, llegarían, con seguridad, sanciones más severas de parte de Estados Unidos y los países aliados. De hecho, el Congreso de Estados Unidos piense en darle vida a un presupuesto, de tinte bipartidista, que aumente el gasto en seguridad militar y cibernética, incluyendo una posible subida de impuestos.

“Así mismo, los mercados tendrían una fuerte reacción de riesgo, con una huida hacia los activos percibidos como “refugio seguro”, como los bonos del Tesoro y el dólar estadounidense y el euro probablemente se vería afectado temporalmente. Una invasión total desencadenaría una fuerte subida de los precios de la energía. También puede generarse un posible impacto en los precios del aluminio, el titanio y el uranio, si Rusia utiliza estas materias primas como palanca contra Occidente”, agrega el análisis.

Para concluir, Natixis asegura que una consecuencia sería que la Reserva Federal retrase, temporalmente, su primera subida de las tasas. Mientras que “el Banco Central Europeo podría intensificar las compras de bonos si hay un impacto en los diferenciales de crédito, pero cualquier acción sería el resultado del comportamiento del mercado más que del deterioro fundamental”, concluye el documento.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias