Occidente impone primeras sanciones a Rusia; temen invasión a Ucrania

Los temores de una posible invasión rusa a Ucrania cada vez son más fuertes. Este lunes el presidente de Rusia, Vladimir Putin, reconoció la independencia de dos repúblicas separatistas prorrusas ubicadas al este de Ucrania y emitió dos decretos que le permiten asentar bases militares ahí; rápidamente Occidente reaccionó y ya anunció las sanciones que le corren cuesta arriba al Kremlin. Lea más en noticias económicas internacionales.

Durante los últimos días el este de Ucrania ha sido escenario de constantes bombardeos, y la situación se vuelve más tensa con el paso de las horas, motivo que instó al mandatario ruso para que reconociera la independencia de los dos territorios separatistas prorrusos.

“La situación en Donbass se ha vuelto muy aguda (…). Yo considero reconocer inmediatamente la independencia de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y pido a la Asamblea Federal ratificar los acuerdos de amistad y colaboración con las repúblicas. Esos documentos serán preparados y formados en el próximo tiempo”, afirmó el Kremlin en un discurso televisivo.

Así, los documentos en mención le piden al ministerio de Defensa ruso que “las fuerzas armadas de Rusia –asuman– las funciones de mantenimiento de la paz en el territorio” de las “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk. Sin más ni menos, estos documentos le permiten al Kremlin la construcción de bases militares en esos dos territorios, aunque no especifican ningún calendario de despliegue ni su magnitud.

Recomendado: Putin reconoce independencia de dos repúblicas prorrusas en Ucrania; aumentan tensiones

Además, le ponen freno al proceso de paz que surgió de los acuerdos de Minsk de 2015. El proceso de paz en mención fue firmado por Ucrania y Rusia con el objetivo de que esos dos territorios regresaran a la soberanía ucraniana.

Reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU

Las medidas de Putin hicieron que se convocara a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Mientras que Occidente condenaba lo anunciado por Rusia, el Kremlin continuaba abogando por una “solución diplomática”.

 “Seguimos abiertos a la diplomacia para una solución diplomática (…). Sin embargo, permitir un nuevo baño de sangre en el Donbass es algo que no pretendemos hacer“, dijo el representante ruso en la ONU, Vasily Nebenzya.

Recomendado: Putin advierte consecuencias de incluir a Ucrania en OTAN; acusa complot de aliados

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, cuestionó el envío de militares rusos al este de Ucrania para el “mantenimiento de la paz en el territorio” y lo calificó como “un sinsentido”. “Les llaman fuerzas del mantenimiento de la paz. Es un sinsentido. Sabemos lo que son realmente”, indicó Thomas-Greenfield.

Entre tanto, Rosemary DiCarlo, secretaria general adjunta de la ONU para Asuntos Políticos, advirtió que “el riesgo de conflicto mayor es real y debe ser evitado a toda costa”. Lo propio alertó el embajador de China ante la ONU, Zhang Jun, al indicar: “Todas las partes interesadas deben mostrar contención y evitar todo acto susceptible de alimentar las tensiones“.

Sanciones contra Rusia

Un par de horas más tarde, los países europeos comenzaron a anunciar las sanciones que le impondrán al Kremlin no solo por reconocer los territorios separatistas prorrusos sino también por enviar militares para que mantengan “la paz” en Donetsk y Lugansk.

Recomendado: Rusia alistaría una operación “violenta” contra población civil en Ucrania

La Unión Europea propuso un paquete de arranque para sancionar a Rusia, que va dirigido a quienes tomaron las decisiones ya explicadas y a los bancos que financian estos movimientos del Kremlin. Así lo anunciaron en un comunicado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo, Charles Michel, al decir que la Unión Europea “apuntará a la capacidad del estado y el gobierno rusos para acceder a los mercados y servicios financieros y de capital de la UE (…) La UE se ha preparado y está lista para adoptar medidas adicionales en una etapa posterior si es necesario a la luz de nuevos desarrollos”.

Entre tanto, el canciller alemán, Olaf Scholz, afirmó que detendría la certificación del gasoducto Nord Stream 2. “A la luz de los desarrollos más recientes, debemos reevaluar la situación en particular con respecto a Nord Stream 2”, afirmó Scholz. El canciller dijo que le pidió al Ministerio de Economía alemán tomará medidas “para asegurarse de que este oleoducto no pueda certificarse en este momento, y sin esta certificación, Nord Stream 2 no puede operar”.

“Los departamentos correspondientes del Ministerio de Economía harán una nueva evaluación de la seguridad de nuestro suministro a la luz de lo que ha cambiado en los últimos días”, añadió Scholz.

Recomendado: Reportan muertes por bombardeos al este ucraniano; Kiev pide reunión “inmediata” en la ONU

Decisión que fue celebrada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, así lo anunció la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, al señalar que Biden “dejó en claro que, si Rusia invadía Ucrania, actuaríamos con Alemania para garantizar que el Nord Stream 2 no avance. Hemos estado en estrechas consultas con Alemania durante la noche y agradecemos su anuncio. Seguiremos con nuestras propias medidas hoy”.

Por su lado, el primer ministro británico, Boris Johnson anunció ante el Parlamento anunció sanciones contra cinco bancos rusos y tres “grandes fortunas individuales”, en respuesta a lo decidido por Putin. Rossiya, IS Bank, General Bank, Promsvyazbank y Black Sea Bank son las cinco entidades financieras que se verán afectadas por las sanciones, mientras el Reino Unido congelará los activos de Gennady Timchenko, Igor Rotenberg y Boris Rotenberg, las “tres grandes fortunas individuales”.

Este es el primer tramo de lo que estamos dispuestos a hacer (…). Impondremos nuevas sanciones junto a la Unión Europea y Estados Unidos la escalada va a más”, advirtió Johnson. Añadió que las sanciones “serán inmediatas y golpearán duro tan duro como podamos a los intereses económicos de Rusia (…). Que a nadie le quepa la duda: si a las compañías rusas se les impide lograr capital en los mercados financieros, y si quitamos la fachada de la propiedad rusa de ciertas compañías, eso empezará a hacer daño“.

Recomendado: Rusia “sí ha tomado la decisión” de invadir Ucrania, advierte presidente de EE. UU.

El primer ministro británico aprovechó el espacio para insistir en que los temores de una invasión rusa están en auge. “Eso sería solamente la primera batería sanciones, porque me temo que cabe esperar más comportamiento irracional por parte de Rusia (…). En cada giro de esta crisis, nuestras predicciones más pesimistas se han cumplido. Me temo que la evidencia apunta a que Putin se ha inclinado por una invasión a gran escala y por la subyugación de un país soberano europeo. Eso será absolutamente catastrófico” dijo Johnson.

Washington anunció que impondrá nuevas sanciones a Rusia en respuesta las decisiones tomadas por el Kremlin, se prevé que esto se dé en horas de la tarde.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias