Exclusiva | Odinsa revela planes para ampliar aeropuerto El Dorado, construir otro en Cartagena y llegar a vías 5G

En diálogo con Valora Analitik, el presidente de Odinsa, Mauricio Ossa, reveló los planes de la compañía a mediano plazo.

Entre estos, ampliar el aeropuerto El Dorado (Bogotá), construir una nueva terminal en Cartagena y ejecutar el segundo tubo del túnel de Oriente, en Medellín.

También reveló cómo cerrarán el 2021, confirmó su interés por llegar a vías de quinta generación (5G) y dio detalles de otras iniciativas en las que trabajan. Lea más en Noticias de Infraestructura.

Cierre de 2021 y perspectivas para 2022

Sobre el cierre de año, Ossa dijo que la recuperación del tráfico en carreteras se ha sostenido y cada mes sigue creciendo. Esperan que la temporada de final de año tenga una afluencia importante.

Y algo similar sucede en los aeropuertos, en los que presenta una recuperación alta, tanto en viajeros domésticos como internacionales.

Recomendado: Odinsa recibe espaldarazo en su estrategia para mitigar el cambio climático

“Vamos a cerrar un buen año, retomando las cifras que estuvimos teniendo en el 2019”, aseguró el directivo.

En tanto, para el 2022, señaló que, si bien seguirán registrando crecimiento, este no será tan elevado como en 2021. Eso sí, fue enfático en decir que no ven un riesgo de que las cifras de tráfico tengan un retroceso.

Pacífico 2, lista

En cuanto a la vía 4G Pacífico 2, que entregaron al público hace poco más de un mes, afirmó que siguen promoviendo los mercados campesinos en la zona y mantienen una agenda de sostenibilidad profunda.

Esta incluye una siembra de árboles, que permite mitigar los efectos del cambio climático, y en 2022 espera lanza un centro de formación y ciencia, con el fin de educar a jóvenes de la región en el proceso de siembra.

Proyectos en ejecución

Odinsa también participa actualmente, entre otros, en los proyectos Malla Vial del Meta y Autopistas del Café.

Sobre el primero, el presidente dijo que avanzan en la planificación de las obras, que prevén iniciar a más tardar en marzo del 2022. Se trata de un corredor de 260 km, que conectará a Villavicencio con Puerto Arimena (Meta), y también tendrá un fuerte componente social y ambiental.

Lea también: Fitch Ratings valora positivamente nueva plataforma de Odinsa y Macquarie Asset Management

En cuanto a Autopistas del Café, este año entregaron un grupo de obras que tenían asignadas, incluso con seis meses de anticipación.

Tenemos un compromiso con comunidades alrededor del corredor, que son muchas, pero resaltaría un tema de pozos sépticos que estamos haciendo con las comunidades más alejadas, para mejorar las condiciones de vida y salud”, añadió.

Conexión Centro, perimetral en Bogotá y túnel de Oriente

Pero no es lo único en lo que Odinsa está trabajando. De hecho, a la par que desarrolla obras adjudicadas, trabaja en las iniciativas del futuro para Colombia.

En Autopistas del Café, por ejemplo, proponen la Conexión Centro, que busca dejar en doble calzada el tramo Calarcá (Quindío) – La Paila (Valle) y así conectar con vías amplias el cruce de la Cordillera Central con el puerto de Buenaventura.

Le puede interesar: Grupo Argos y Odinsa proyectan expansión en Chile, Colombia y Perú con nueva plataforma vial

En este caso, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) ya les aprobó la prefactibilidad y, en 2022, trabajarán en estudios y planificación, de la misma, de tal modo que pueda estar listo en unos dos años.

Bogotá no se queda atrás y podría tener una nueva vía perimetral, pero esta vez en el Occidente. Odinsa planea conectar a Chía con Soacha, en un corredor de 60 km, que ya tiene listos parte de los avales de ley.

“Estaríamos hablando de una carretera que, a finales del 2022, debiera empezar su construcción. Pretende ayudar a Bogotá y la Sabana en el manejo de la congestión vehicular, pero además mejorar la calidad de vida de los seis municipios que están alrededor del corredor”, añadió Ossa.

Recomendado: Odinsa y Macquarie Asset Management crean plataforma de activos viales

De otro lado, en Medellín, la compañía tiene a su cargo el túnel de Oriente, que conecta a la ciudad con el aeropuerto José María Córdova (Rionegro) y, en general, el Valle de San Nicolás.

Este trayecto ha venido registrando importantes cifras de tráfico, por lo cual la compañía de concesiones del Grupo Argos optó por avanzar en el segundo tubo del túnel y en construir los viaductos necesarios para ampliar el corredor.

Conformamos un equipo técnico al interior de la concesión para iniciar estudios (en 2022), que nos permitan terminar el segundo túnel, que ya está excavado y lo que falta es revestirlo y pavimentarlo, y encontrar una solución para los viaductos”, señaló Ossa.

Aeropuertos de Bogotá y Cartagena

En cuanto a aeropuertos, el directivo confirmó que, a pesar de la caída en el tráfico por la pandemia, sigue siendo “valiosa y necesaria” la idea de ampliar El Dorado (Bogotá), que operan a través de Opain.

Para esto, tienen una iniciativa privada radicada y, con la ANI, trabajan en qué alcance puede tener.

Lea también: Fitch Ratings ratificó calificación AA- de Odinsa; la perspectiva es estable

Queremos llevar la infraestructura aeroportuaria del país a un nivel todavía superior, que nos asegure que estamos a tono con el momento global que se vive, en términos de conectividad, gracias a digitalización y penetración de comercio electrónico, con conexión fundamentalmente global”, añadió.

Eso sí, este proyecto tomará un par de años más, ya que requiere diversos estudios y análisis adicionales.

Algo diferente pasa en Cartagena, donde el proyecto de un nuevo aeropuerto cada vez se hace más real.

Odinsa trabaja para construir una terminal en la zona de Bayunca, a las afueras de la ciudad, la cual saldría a licitación en 2022, según dijo la semana pasada el presidente de la ANI, Manuel Felipe Gutiérrez.

“Eso va muy bien, ya se entregó el informe de evaluación y este se encuentra en análisis por la ANI. La parte que le falta, que es el modelo financiero y la minuta del contrato, se agotaría en el primer semestre del 2022. Si todo sale bien, debería comenzar obras en 2023”, dijo Ossa.

Vías 5G y lo que sigue

Los planes de la compañía no terminan allí. El presidente de Odinsa le confirmó a Valora Analitik que creen en el programa de vías 5G.

De hecho, participaron en el primer proyecto de este grupo de concesiones (Malla Vial del Valle), aunque no fueron adjudicatarios.

Le puede interesar: Odinsa reactiva proyecto Malla Vial del Meta; baja monto, mantiene plazo

Y ahora van por la etapa dos de accesos norte de Bogotá, que prevén ampliar la Autopista Norte y la carrera Séptima, entre la calle 190 y la 245, y construir una variante a Sopó.

Pese a tener un portafolio amplio, que podría crecer considerablemente entre 2022 y 2023, para Mauricio Ossa, el país necesita mantener una cartera de proyectos mucho más robusta.

“Tenemos un programa de 5G bien importante, pero hay que pensar más en grande y ser más ambiciosos, porque Colombia todavía necesita mucha infraestructura para seguir cerrando la brecha que tiene con otros países con los que compite”, concluyó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias